World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

lunes, 2 de enero de 2017

Zugkraftwagen

Bueno, abro aquí un artículo en el que vamos a ver más vehículos blindados de la Wehrmacht, y concretamente más semiorugas, que vais a acabar hasta las narices de ellos. Vamos a ver en él a los semiorugas tractores de artillería en todos sus modelos y variantes finales y de desarrollo.

Son vehículos complejos, con desarrollos muy prolongados en el tiempo y con numerosos modelos intermedios previos al modelo de producción final. Alguno de estos modelos intermedios, no obstante tuvieron cifras de producción no despreciables, que hace que muchas veces la clasificación de un vehículo en uno u otro modelo se complique sobremanera. Hay que tener en cuenta que son modelos cuyos primeros prototipos vieron la luz en la primera mitad de los años treinta y continuaron en producción hasta el final de la guerra en 1945. Mucho tiempo de producción, lo que provoca esa gran variedad de modelos intermedios de producción que he mencionado. Posteriormente y siguiendo la costumbre alemana, cada modelo final se ha segregado en distintas variantes de uso especializado y con usos bastante distintos al mero remolque de piezas de artillería ya que en todos los semiorugas que vamos a ver en adelante, alguna de estas variantes va a ser blindada, con mayor o menor “compostura”, motivo por el que creo que vale la pena el incluirlos en este hilo de vehículos blindados. Representan por si solos la imagen más tópica de las fuerzas mecanizadas alemanas en la segunda guerra mundial.

Vamos a ver en primer lugar los que yo llamo los semiorugas gemelos; seis modelos distintos pero que parten de unas especificaciones similares para todos ellos, producto éstas a su vez de los test realizados a principios de los años treinta para dotar de un tractor semioruga al Heer y fijar unas características comunes a todos.

Son estos, seis semiorugas de muy diferentes tamaños y pesos, pero con un aire de familia entre ellos que los hace a veces difíciles de distinguir, al menos entre los modelos de tamaño más similar.

Posteriormente a estos primeros seis gemelos, veremos los distintos modelos basados en dos sistemas de rodadura muy diferentes a estos seis primeros. Hablo de los vehículos semiorugas basados en el tipo denominado Maultier y los sWS (schwere Wehrmachtsschlepper), muy diferentes entre si y con los anteriores por lo que no hay confusión posible. Ambos a su vez tuvieron al menos una variante blindada entre sus filas. Los veremos al final y justo antes de los modelos de origen francés de la Wehrmacht que también repasaremos.

Los tractores semiorugas eran denominados Zugkraftwagen por los alemanes, y se pueden clasificar de dos maneras en el sistema alemán. La primera es con el nombre Zugkraftwagen (Zgkw.) seguido de la capacidad de remolque prevista para ese modelo.

De esta manera tendríamos una clasificación racionalmente ordenada de menor a mayor capacidad de remolque como sigue estos seis semiorugas:

  • Zugkraftwagen 1 ton.
  • Zugkraftwagen 3 ton.
  • Zugkraftwagen 5 ton.
  • Zugkraftwagen 8 ton.
  • Zugkraftwagen 12 ton.
  • Zugkraftwagen 18 ton.

Pero iba a ser demasiado sencillo. A la hora de numerarlos los alemanes nos regalaron de nuevo su proverbial complejidad. Y así tenemos la siguiente clasificación:

  • Zugkraftwagen 1 ton. Sd.Kfz.10.
  • Zugkraftwagen 3 ton. Sd.Kfz.11.
  • Zugkraftwagen 5 ton. Sd.Kfz.6.
  • Zugkraftwagen 8 ton. Sd.Kfz.7.
  • Zugkraftwagen 12 ton. Sd.Kfz.8.
  • Zugkraftwagen 18 ton. Sd.Kfz.9.

Por lo tanto si empezamos a hablar del de menor tamaño al de mayor, pasaríamos del Sd.Kfz. 10 al 11 y bajaríamos al seis para seguir subiendo al nueve. Pese a ello seguiré el criterio del tamaño del vehículo, de menor a mayor, como el más racional a la hora de ordenar estos vehículos, no el de los números naturales.

En la foto superior, la única que conozco en la que salen los seis modelos juntos, podemos ver los Zugkraftwagen de la Wehrmacht ordenados de menor a mayor tamaño de izquierda a derecha.

Gran parte del desarrollo de estos vehículos recayó en la cabeza del Ingeniero alemán Heinrich Ernst Kniepkamp, nacido en 1895 en Wuppertal y que después de la Primera Guerra Mundial se graduó en la Technische Hochschule de Karlsruhe. Desde 1923 trabaja en el diseño de transmisiones en la empresa MAN hasta 1925, en que pasa a la Oficina de Armamento del Ejército (Heereswaffenamt o HwaA) que era la encargada de la investigación, desarrollo, prueba y aprobación de nuevas armas, municiones y equipo militar adscrita al entonces Ministerio de Defensa.

Dentro de la Heereswaffenamt, y adscrita a ella, se encontraba el Grupo de diseño, desarrollo y testaje que era, y es aun hoy, más conocido por sus siglas: Wa Pruf. El Wa Pruf estaba a su vez subdividido en distintos departamentos, del 1 al 12, que se encargaban de todas las ramas del ejército, desde las municiones hasta los equipos meteorológicos. Pues bien concretamente el Wa Pruf 6 era la Rama encargada del equipo motorizado y vehículos blindados y de esta rama fue nombrado jefe Kniepkamp en el año 1936.

Kniepkamp fue el responsable de trazar las líneas maestras que debían de seguirse en el diseño de esta familia de semiorugas y del seguimiento del desarrollo que de la idea original hicieron las distintas empresas encargadas de la evolución de los distintos modelos y sus prototipos.

Entre estas líneas maestras para todos los modelos podemos ver características comunes como el uso de los probados motores Maybach de seis y doce cilindros, chasis formados por cuadros de dos perfiles longitudinales soldados con barras transversales, eje delantero unido al chasis mediante ballestas y ruedas de la oruga, en las primeras versiones, con ballestas semielípticas y habitualmente en las últimas mediante barras de torsión; eslabones de las orugas lubricados y con “pads” de goma así como tren de rodaje alargado, habitual, de seis ruedas al menos en las versiones definitivas de cada modelo.

Una vez determinadas las necesidades y elegidos los modelos, el desarrollo y evolución de estos vehículos se contrató con distintas empresas, habitualmente una por modelo, que además del citado desarrollo se encargaron de las pruebas de los distintos prototipos hasta el inicio de la producción en serie del modelo elegido, y todo ello bajo la supervisión del Wa Pruf 6.

  • Zugkraftwagen 1 ton. Sd.Kfz.10.        Demag AG.
  • Zugkraftwagen 3 ton. Sd.Kfz.11.        Hansa-Lloyd.
  • Zugkraftwagen 5 ton. Sd.Kfz.6.          Büssing-NAG.
  • Zugkraftwagen 8 ton. Sd.Kfz.7.          Krauss-Maffei AG.
  • Zugkraftwagen 12 ton. Sd.Kfz.8.        Daimler-Benz.
  • Zugkraftwagen 18 ton. Sd.Kfz.9.        Famo.

Un montaje, con dibujos de ww2drawings, en el que vemos el aire de familia de los anteriores seis modelos de semiorugas pese a estar desarrollados por diferentes empresas. Son parecidos, pero iremos remarcando las diferencias entre ellos y acabaremos distinguiéndolos en un solo vistazo.

Según vayamos viendo cada modelo iré remarcando las diferencias entre todos ellos. Pero ahora y aunque estamos en un prólogo, os dejo aquí la composición anterior que elaboré estos días para que vayáis viendo una manera rápida y cómoda de diferenciar tanto a los seis vehículos que vamos a ver en las siguientes semanas como a los semiorugas que ya hemos visto ahí atrás (250, 251, 252 y 253).

En este caso el criterio que sigo es el número de ruedas de la oruga, y el número de agujeros que llevan cada una y la forma de los mismos. A la derecha de la lámina os hago un pequeño resumen. Valdrá la plantilla como modelo para identificaciones dudosas. Debe quedar claro que este esquema es sólo válido para los modelos finales de producción, no valiendo para modelos intermedios y previos a este final, en los que podemos encontrar notables diferencias, que ya iremos viendo, tanto en el número como en el tipo de ruedas.

Finalmente para terminar este prólogo/declaración de intenciones os dejo arriba otra composición con los semiorugas que veremos después de estos primeros seis, con sus correspondientes variantes blindadas para que os vayáis haciendo una idea y sobre todo para que los comparéis con los anteriores seis y apreciéis las diferencias con la anterior familia de semiorugas.

Artículo creado por Kenubal

No hay comentarios:

Publicar un comentario