World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

lunes, 30 de enero de 2017

Trubia Modelo 1925

En 1925, con la experiencia obtenida en la Guerra del Rif, el comandante Víctor Landesa dirigió un grupo de militares para desarrollar un carro de combate autóctono, el primero de la historia de España. Se basaron inicialmente en el Renault FT, aunque la intención principal era mejorar sus prestaciones. El único prototipo dio muy buenas sensaciones al ejército; de hecho, las pruebas realizadas en Carabanchel dieron resultados más que satisfactorios. El ingenio fue presentado en la Feria de Muestras de Gijón de 1925. Acabó desmantelado en la Fábrica de Trubia (donde fue construido), pero su diseño sentó la base de futuros tanques.

(En el libro figura una foto del prototipo, pero no la subo de momento debido a los posibles derechos de autor. Si alguien me asegura que no hay ningún problema, publicaré entonces la imagen).

El armamento consistía en dos ametralladoras de 7 mm que giraban independientemente en una torre seccionada en dos partes. El motor era un Hispano-Suiza 40/50, cuyo potencia no excedía de los 50 caballos. El blindaje lo componían planchas de acero al cromo-níquel, de un grosor de 18 mm.

Artículo creado por Martillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada