World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

domingo, 29 de enero de 2017

Tácticas Soviéticas para combatir al Tiger II

Algunas tácticas para combatir al Tiger II fueron encontradas en un panfleto escritp por el Teniente Coronel J. D. Skrobow y el Teniente Coronel A. N. Bukirew y repartido a los soldados soviéticos bajo el título "El carro de combate pesado alemán "Tiger-B" (Koenigstiger) y cómo combatirlo. El planfleto decía:

Los alemanes han construido grandes esperanzas en la producción del nuevo carro pesado Tiger-B o "Koenigstiger", así como ellos mismos lo llaman. Mucho antes del primer uso de este panzer ne combate, la propaganda alemana funcinó en sus soldados repitiendo en alto la invulnerabilidad del Panzer y explicado que su presencia aseguraría un revés a la guerra. Las expectativas no estaban justificadas. La "tecnología horripilante" sobre la cual los alemanes han puesto tantas esperanzas, no sólo ha fallado en darle un cambio a los acontecimientos futuros de la guerra, sino que fue vencido en los primeros enfrentamientos con nuestra artillería y carros de combate al igual que el Tiger normal y el Panther.

Estaremos cometiendo un grave error en subestimar a este nuevo Panzer pesado alemán, el cual posee extraordinariamente dura protección en comparación con el Tiger normal. Nuestras unidades anticarro han ganado alguna experiencia en muchos combates con el Koenigstiger.

Empleo táctico del Tiger-B

Los alemanes de batallones especiales de carros de combate pesados con Koenigstiger como reserva del comdante superior. Son pretendidos como refuerzo de las divisiones panzer y operan en la dirección del exfuerzo principal. Esos batallones son empleados descentralizadamente. Las compañías son adheridas a regimientos panzer normales y los Panzers pesados son distribuidos a los batallones y compañías. De este modo, tres o cuatro, a veces cinco Koenigstiger operan en la primera oleada de las compañías panzer atacantes. Con este tipo de uso, los oponentes intentan incrementar el poder de ataque de sus unidades panzer empleadas en la dirección de su exfuerzo principal.

El Tiger-B viaja en la primera ola o en los flancos de una compañía panzer atacando. En cualquiera de los casos, los Panzers sólo se mueven muy despacio y se paran con frecuencia para observar. Para ganar mejor visibilidad, observan desde las aperturas de la torre.

Cuando nuestras unidades antitanque abren fuego, el Koenigstiger se prepara, gira su frontal hacia el enemigo y abre fuego por pequeños intervalos. La infantería ataca al mismo tiempo que los panzers. Se infiltran a través de los panzers hacia el frente y refuerzan el fuego de los panzers con sus ametralladoras. Cuando los panzers han avanzado para acortar el rango, intentan destruir los cañones con fuego directo para romper nuestra defensa anticarro. Durante el ataque del koenigstiger, el enemigo suele enviar otro panzergruppe adelante para cubrir el objetivo del ataque observando y disparando. La tarea principal de esta fuerza defensiva es observar y destruir las armas enemigas que los revelan a ellos mismos.

El Koenigstiger opera con mucho cuidado. Siempre atacan al enemigo disparando frontalmente y tienen cuidado del fuego por el flanco. Cuando se encuentra con un fuerte fuego defensivo, el Koenigstiger da marcha atrás para cubrirse, manteniendo su frontal de cara al enemigo. Un observador de artillería acompaña al los carros de combate Tiger-B  en caso de que el fuerte fuego de nuestras armas anticarro necesiten la concentración de fuego de nuestra artillería y cohetes.

De esto uno concluye que los alemanes emplean sus carros de combate Tiger-B para destruir nuestras defensas anticarro. El Koenigstiger nunca esta solo. Siempre son empleados con otros panzers e infantería. La tarea principal de esos panzers e infantería es cubrir al Koenigstiger y asegurarse de que llegan a su objetivo y allana el camino para otros grupos de ataque.

Experiencia en Combatir al Koenigstiger

Los alemanes no han tenido éxito en su tarea de crear un panzer totalmente invulnerable en su Tiger-B. Lo mismo que en sus predecesores, el Tiger-B tiene muchos puntos vulnerables y muchas características negativas que incrementan su vulnerabilidad.

El Tiger-B es muy lento y tiene poca maniobrabilidad. Esto hace más fácil para nuestra artillerá y carros de combate disparar directamente a sus puntos vulnerables. El tamaño del Tiger-B, excediendo por completo el tamaño de todos los otros panzers en el ejército alemán también ayuda a combatirlo. Es difícil para un Koenigstiger cruzar obstáculos naturales o hechos por el hombre, lo cual hace más fácil enfrentarse a él con fuego de precisión mientras cruza obstáculos. Todos los cañones anticarro del Ejército Rojo pueden penetrar todas las planchas de blindaje del Tiger-B a excepción de las planchas frontales. Las cadenas pueden ser fácilmente dañadas no sólo por el fuego de los cañones de 4.5 cm sino incluso por rifles anticarro y granadas anticarro.

Lo que sigue son ejemplos de varios enfrentamientos en combate que nos pueden dar lecciones de como combatir al Koenigstiger:

La artillería bajo el Oficial Tschernjaka se había retirado hacia la posición defensiva anticarro en el área de Pjurkuw-Gorny. El enemigo atacó la posición del regimiento con 49 panzers de los cuales 10 eran Tiger-B. Así como los panzers se aproximaban a la línea del bosque, se detuvieron para explorar nuestras posiciones. Las baterías del regimiento no abrieron fuego. Después de que completaran el reconocimiento, los alemanes se movieron hacia adelante en grupos de entre ocho y diez panzers hacia nuestras posiciones de artillería. La artillería le permitió al enemigo acercarse a 250 - 300 metros y entonces abrieron fuego. Un panzer "T-4" ardía tras los primeros disparos. Un segundo "T-6" fue destruido. Sin inmutarse, el Konenigstiger continuó moviéndose en la dirección de los cañones. Los cañones anticarro de 76 mm no tenían efecto sobre su frontal. Los proyectiles simplemente rebotaban. Entonces una cadena de un panzer en movimiento se rompió por un disparo. Los otros panzers desistieron en el ataque y se fueron marcha atrás, entonces se giraron hacia la izquierda hacia un barranco. Aquí cayeron bajo el fuego de otros cañones y perdieron otro Tiger-B. El resultado de este corto combate fue que el oponente perdió dos de sus Tiger-B.

La batería del 1º Teniente W. G. Mamugia había tomado una posición anticarro en la ruta principal de ataque de los panzers. El comandante de la batería tomó precauciones cavando y camuflando sus cañones. El puesto de observación estaba conectado con los cañones por profundas trincheras. El camuflaje se renovaba a diario. Un día después del fuego pesado de artillería de preparación, bajo la cubierta de una cortina de humo, la infantería enemiga comenzó a atacar, apoyada por panzers. Entre los panzers que se aproximaban había cuatro Koenigstiger y dos Ferdinand. Gracias a la cortina de humo, los panzers se las arreglaron para estar más cerca del primer cañón. El comandante del cañón, el Sargento A. I. Nepeipiwo, y su artillero, el Cabo M. B. Ksazew, poseían una extraña sangre fría y no dispararon porque los panzers estaban de cara a ellos. El comandante de la batería ordenó al cañón a la izquierda comandado por el Sargento E. K. Schtscherbakow abrir fuego. La estrategia tuvo éxito. Los panzers enemigos giraron en la dirección del cañón que disparaba y mostraron su cara lateral al cañón del Sargento Nepeipiwo. El Sargento Kuschnezew destruyó dos Koenigstiger y un Ferdinand con cuatro proyectiles subcalibrados (proyectiles de núcleo de tungsteno). El resto de panzers pesados y un Ferdinand retrocedieron.

Nuestro carros de combate T-34 también son capaces de combatir al Koenigstiger. El 2º Teniente Osjkin, comandante de un T-34 abordó y destruyó tres Tiger-B durante un combate. El comandante del Batallón de Carros de Combate de la Guardia, el Capitán Iwuschkin, estaba apostado en posición "hull-down" en el área de Ogenduw. La patruya de reconocimiento informó de que cuatro carros de combate Tiger-B enemigos se estaban aproximando desde la dirección de Popnik. Dñandose cuenta de que un ataque frontal no tendría éxito, el capitán Iwuschkin decidió atacar a los carros de combate enemigos desde detrás. Esta decisión mostró ser la correcta. Moviéndose a través de terreno boscoso y montañoso, el Capitán Iwuschkin y sus carros de combate se las arreglaron para aparecer por detrás de los panzers alemanes. Usó la excelente maniobrabilidad de su T-34, se acercó a 450 - 500 metros de las máquinas enemigas y abrió fuego en la parte trasera del Tiger-B. Dos carros de combate enemigos habían sido destruido en los primeros disparos. Los otros dos intentaron escapar, pero se atascaron en una trinchera y fueron también destruidos. De este modo el Capitán se las arregló para destruir los cuatro panzers.

De estos ejemplos, es claro que para combatir exitosamente al Tiger-B, fuego de flanco y maniobrabilidad son necesarios con el objetivo de obtener una buena posición de disparo contra los puntos vulnerables del Tiger-B.

Ensayos de tiro han revelado que el lateral de la torre y superestructura del Koenigstiger puede ser penetrado a distancias de:

  • 300 metros por el cañón anticarro de 45 mm (subcalibrado y AP)
  • 600 metros por el cañón anticarro de 57mm (subcalibrado)
  • 400 metros por el cañón anticarro de 57mm (AP)
  • 400 metros por el cañón anticarro SIS-3 de 76mm (subcalibrado)
  • 300 metros por el cañón anticarro SIS-3 de 76mm (AP)
  • 500 metros por el cañón anticarro autopropulsadode 85mm (AP)
  • 400 metros por el obús de 122mm (AP)

El blindaje de la parte trasera de la torre y casco son penetrados a las mismas distancias que los laterales de la torre y superestructura.

Fuente: Thomas L- Jentz, "Germany's Tiger Tanks - Tiger I & II: Combat Tactics", Schiffer Publishings, 1997, ISBN 0-7643-0225-6.

Artículo traducido por ACB, el Mutie

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada