World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

lunes, 30 de enero de 2017

Carro Trubia L.A. Nº1 Mod. 1936

En enero de 1936, Víctor Landesa y Rogelio Areces, artífices de otros carros Trubia, presentan un nuevo modelo de tanque ligero. Se consideraba una evolución del Landesa, un primitivo blindado surgido durante los años 30. El proyecto prosperó y comenzó a estudiarse su viabilidad de construcción en la fábrica de Trubia

El blindaje frontal era sin duda la característica única del carro. Se dividía en dos partes: una primera coraza de acero al cromo-níquel de 13 mm, un espacio de 25 mm denominado "entrehierro" (aire), y una última coraza interior de 3 mm. De esta forma, conseguía un grosor total de 16 mm, suficiente para soportar disparos de ametralladora, pero que no estaba preparado para aguantar los disparos de punta hueca, cosa que por otra parte no necesitaba en aquel momento histórico. El resto del blindaje tenía un grosor de 8 mm.

El armamento principal era un cañón de 40 mm instalado en una torreta giratoria, complementado por una ametralladora Hotckiss de 7 mm. El motor MAN D-0530 de 80 caballos le confería al carro una velocidad máxima de 42 Km/h. La tripulación estaba formada por 3 personas. Es curioso mencionar el estroboscopio situado en la parte frontal, que le permitía al conductor una visión amplia y continua del exterior.

El director de la fábrica de Trubia, el coronel José Franco, dio el visto bueno para comenzar a construir el primer prototipo. Sin embargo, el estallido de la Guerra Civil canceló la producción, sin haberse construido ni una sola unidad. Por suerte, este carro sería la base para otro mucho más conocido, producido en Vizcaya: el Trubia-Naval.

Artículo creado por Martillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada