World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

lunes, 30 de enero de 2017

Carro Trubia 75 HP A4

En 1925, el proyecto del Trubia M1925 salió adelante y fue declarado como oficial. Los militares Ruiz de Toledo y Rogelio Areces emprendieron un viaje hacia Alemania para comprar los módulos más avanzados para su nuevo tanque. Adquirieron orugas Orión, motores Daimler de 75 caballo, chasis y, además, un motor de 200 caballos para un futuro diseño de carro de recuperación.


El proyecto tuvo siempre como objetivo superar al Renault FT. Debido a la lentitud de este último, se exigió un mínimo de velocidad de 30 Km/h. Además, se ordenó el montaje de varias armas, para evitar que la avería de una ametralladora/cañón arruinase el carro entero. Se construyeron 4 unidades, las cuales se fueron modernizando al paso de los años. Tres de ellas fueron destruidas durante la guerra, y de la única superviviente se desconoce su destino final.

La principal característica original de este carro es su torreta seccionada en dos partes iguales, que giran independientemente. Estas dos secciones podían montar dos ametralladoras de 7 mm, o bien una ametralladora y un cañón de 40 mm. En cualquier caso, el carro siempre llevaba montada una ametralladora Hotchkiss de 7 mm en la parte frontal. Por último, transportaba dos fusiles de 7 mm y 50 granadas de mano, además de la munición correspondiente a cada arma.

El cañón (que es el arma que nos interesa) era un Ramírez Arellano Modelo 1926 de 40 mm. El motor era un Daimler Mv 1574 de 75 caballos, que profería al tanque una velocidad máxima de 30 Km/h. El grosor del blindaje era de 12 mm, aunque la torreta llegaba a los 16 mm. La tripulación estaba compuesta por 3 personas. Por último, es curioso mencionar el nombre completo de este blindado: Carro Ligero de Combate para Infantería, Mod. Trubia 75 H.P., Tiro Rápido Serie A-4.

Artículo creado por Martillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada