World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Ratio de Carros de Combate Enemigos Destruidos por los Tigers

Es bien sabido que durante la guerra, tanto el Eje como los Aliados solían inflar el número de reclamos, tanto en aviación, como en tierra, aunque el número de reclamos de tanques destruidos no era tan exagerado como el de aviones. En este artículo vamos a analizar la famosa tabla de reclamos del Tiger I y Tiger II alemanes que ha sido ampliamente difundida y aceptada por muchos como una referencia para afirmar unos ratios de bajas más altos que los reales, comparando números heterogéneos.

Veamos la famosa tabla elaborada por Wolfgang Schneider en el libro "Tigers in Combat I":

Pérdidas de Tigers Comparación Números Ratio Tiger/Enemigos
Unidad
Perdidos
en Acción
Destruidos por la Tripulación
Otros
Pérdidas Totales
Tanques Destruidos
Proporción Destruidos (en acción)
Proporción Destruidos (total perdidos)
3º Batallón Panzer Regimiento GD
62
32
4
98
<500
8,06
5,10
Batallón Pesado SS Nº 101/501 72
33
2
107
<500
6,94
4,67
Batallón Pesado SS Nº 102/502 38
29
9
76
~600
17,79
7,89
Batallón Pesado SS Nº 103/503
10
9
20
39
<500
50,00
12,82
Batallón Pesado Nº 501 24
12
84
120
<450
18,75
3,75
Batallón Pesado Nº 502 88
14
5
107
<1400
15,90
13,00
Batallón Pesado Nº 503 113
123
15
252
<1700
15,00
6,75
Batallón Pesado Nº 504 29
80
0
109
<250
8,60
2,29
Batallón Pesado Nº 505 47
62
18
126
<900
19,10
7,10
Batallón Pesado Nº 506 61
116
2
179
<400
6,56
2,23
Batallón Pesado Nº 507 43
57
4
104
<600
13,95
5,77
Batallón Pesado Nº 508 15
46
17
78
<100
6,67
1,28
Batallón Pesado Nº 509
76
40
5
120
<500
6,58
4,17
Batallón Pesado Nº 510
35
1
29
65
<200
5,71
3,08
Total
713
654
214
1580
8600
12,16
5,44
Total %
45%
41%
14%
100%



Conviene explicar un poco la tabla antes de tratar debidamente los datos que hay en ella. Para empezar, en el primer bloque tenemos los datos confirmados de Tigers perdidos. El apartado "Otros" se refiere a Tigers de los cuales se desconoce su pérdida, es decir, que no se sabe si fueron puestos fuera de combate durante un combate, destruidos por la tripulación o capturados por los enemigos. En el segundo bloque tenemos por un lado el número de Tigers perdidos (el total de sumar las tres columnas anteriores) y los supuestos enemigos abatidos por cada batallón pesado. El tercer apartado es comparativo. La primera columna de este apartado divide el número de reclamos entre el número de Tigers perdidos en acción, mientras que la última columna divide el número de enemigos destruidos entre el número de Tigers perdidos en total. Por ejemplo, la última línea tiene los números 12,16 y 5,44 que provienen de dividir 8600 entre 713 y 1580 respectivamente.

Análisis de los Datos

Nota: "Se que a mucha gente no le van a gustar estas líneas, pero aquí no se trata de que algo guste o no guste, sino de aclarar la realidad."

Para nuestro caso, las tres columnas de Tigers perdidos se pueden resumir en una sola, bajas, pero está bien que haga un desglose, pues sirve para conocer las causas de las bajas. Podemos observar como hay una buena parte que fueron pérdidas por destrucción de la propia tripulación. Esto sucede cuando:

  • El carro de combate se atasca en el terreno y no puede ser rescatado.
  • Se produce una avería y no se puede reparar antes de que los enemigos rebasen la posición.
  • Se agotan las municiones y no hay posibilidad de escapar.

Básicamente son los motivos de que una tripulación haga explotar su propio vehículo.

Las dos columnas de "Comparación Números" es un tanto conflictiva. Primero, debemos entender que la columna de "Tanques Destruidos", en realidad debería llamarse "Reclamos", ya que no son datos que hayan sido confirmados. Otra cosa curiosa que podemos observar es que son datos redondos con un símbolo de menor que ("<") indicando que los reclamos estaban próximos a esa cifra. También es curioso que los datos tenga un "menor que" en casi todas las líneas, pero en el total tengamos el número redondo. Esto denota que son datos poco fiables, al contrario que la columna de pérdidas, la cual denota que los datos han sido cogidos con cuidado. Por tanto, la columna de "Tanques Destruidos" no es una fuente fiable de información ya que desconocemos la tolerancia de los datos.

Por otra parte, Christopher W. Wilbeck, autor de "Sledgehammers - Strengths and Flaws of Tiger Tank Battalions in World War II" escribe una nota a cerca de los datos de esta tabla: "De todos los reclamos de las unidades, el Batallón Pesado SS Nº 103/503 es el más complicado de verificar, pero de ser preciso, es el más impresionante. Este batallón nunca estuvo totalmente equipado y sólo combatió desde enero de 1945 hasta el final de la guerra. Encomendados en el Teatro del Este, estaba disperso en muchas áreas diferentes bajo muchos comandantes distintos. Sus grabaciones son incompletas y no pueden ser verificadas. Este batallón combatió en lugares como Küstrin, los Altos de Seelow y en Berlín, además de muchos otros. Es difícil de imaginar como el batallón destruyó más de 500 carros de combate soviéticos en poco más de tres meses de combate."

Lo que el extracto cuestiona es por qué se da la cifra de 500 tanques destruidos si no es posible verificarlos y además en tan poco tiempo, bajo las peores condiciones de combate y sacando los mejores resultados. Está claro que a Wolfgang Schneider le vino muy bien crear esas tablas porque engrandecen al Tiger y eso beneficia para que le compren su libro, pero meter datos que no se pueden verificar y hacerlo al alza no deja en buen lugar su trabajo.

Curiosamente, el último bloque de la tabla es todavía más especulativo. La columna de la derecha compara cifras dudosas con las fiables bajas de los Tigers, creando un ratio que no se corresponde con 1 Tiger = 5,44 Enemigos destruidos, sino que se corresponde con 1 Tiger = 5,44 Reclamos Estimados, una aclaración muy necesaria.

Es bien sabido que cuando un Tiger se averiaba, se hacía un gran esfuerzo por recuperarlo. Es más, sabemos de la mano de Thomas L. Jentz que algunos Tigers se llevaron a Alemania para una reparación casi completa. Esto significa que un Tiger podía ser puesto fuera de combate varias veces, pero cuenta como 1 baja en el cómputo total (lo cual es correcto). Sin embargo, cuando hablamos de reclamos no podemos saber con total seguridad el número de carros de combate enemigos que fueron abatidos, recuperados y puestos fuera de combate de nuevo porque los informes disponibles a día de hoy son insuficientes como para realizar un completo estudio. Por tanto, de nuevo podemos hablar que las cifras de la tabla son todavía más dudosas. Y todavía hay más. Los batallones pesados no estaban equipados exclusivamente con Tigers, sino que hubo algún Panzer IV de por medio, lo cual no queda reflejado, ya que la tabla está basada en diarios de guerra escritos por las unidades, por lo que no tenemos confirmación aliada de dichas pérdidas.

Ya para terminar, la columna de Proporción Destruidos (en acción) nos proporciona una información totalmente desechable. Cuando un Tiger queda rodeado, se queda sin municiones y es destruido para evitar su captura, seguramente haya causado alguna baja y ha estado combatiendo, por lo que hacer una comparativa de los Tigers perdidos en combate frente a carros de combate enemigos que han sido puestos fuera de combate por diversas causas, se puede considerar irrelevante.

Para terminar, no se puede negar la evidencia de que los Tigers abatieron a muchos enemigos, pero hay que tener cuidado con los datos que se toman como ciertos y evitar caer en la tentación de usar datos poco fiables, alimentando mitos que se propagan fácilmente por todo el mundo.

Artículo creado por ACB, el Mutie

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada