World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Hitler y el "milagro" de la economía alemana

Llevaba tiempo queriendo escribir sobre este tema, pero la falta de información escrita en mi biblioteca, es decir, libros sobre el tema, era un problema para poder escribir sobre él. Sin embargo, al igual que los libros son una gran fuente de cultura, los foros de historia, en este caso historia militar, son también una buena fuente de recursos, principalmente cuando conocemos la calidad de los que debaten en el hilo.

Tenía este tema un poco apartado por las dudas de ser la primera vez que redactaba un artículo basándome en un foro y no en los libros que tengo, pero tras leer ciertos comentarios de "la gente corriente" (cualquiera que no esté metido en este mundillo), me quedó claro que se tiene una idea equivocada acerca de Hitler y especialmente sobre la famosa recuperación de la economía alemana, que como ya veréis, fue más una cortina de humo que un milagro salvador.

Antes de empezar a escribir el artículo, me gustaría mostrar algunas de las citas que propiciaron la creación de este artículo:







En la primera imagen se habla de que Hitler sacó a Alemania de la crisis, lo cual es cierto hablando a corto plazo, pero también es cierto que esa situación sólo era temporal y que si no entraran en guerra, hubiera supuesto la total bancarrota del país.

La segunda imagen habla de la creación del coche "Escarabajo", diciendo que Hitler quería a su pueblo y quería lo mejor para ellos, haciendo alusiones a que en la actualidad los gobiernos se dedican a robar. Esto da a entender que Hitler hizo una buena labor en su país, que no robó y que su único error fue el del Holocausto. Nada más lejos de la realidad. La anexión de Austria y Checoslovakia fue una forma de ganar tiempo a la vez que durante la guerra aprovecharon para robar todo lo que pudieron y así prolongar la cortina de humo frente a la bancarrota.

"Hiter era un genio de la tecnología", nos dice la tercera cita. Debe ser por eso que junto a otros pensaba que los soviéticos contraatacarían con carros de combate de más de 100 toneladas y por eso aceptó proyectos como el E 100 o el famoso Maus.

El último, aparte de la gran muestra de ignorancia, es un negacionista convencido. La famosa coletilla de que "los que escriben la historia son los ganadores" es válida en lugares donde la gente no tiene profundos conocimientos del tema tratado (que es el caso de la página donde encontré esas citas), pero no en lugares donde tenemos al alcance multitud de hechos que corroboran el desastre interno que hubo en las arcas del Estado Alemán.

1. Hitler llega al poder

La llegada de Hitler al poder no fue un camino limpio, ni sencillo. Para 1930, el Partido Nazi (NSDAP) era la segunda fuerza política más numerosa con el 18,3% seguida por el Partido Comunista con el 13,1% y precedida por el PSD (Partido Socialdemócrata) con el 24,5%. Hitler prometió al ejército eliminar las condiciones militares impuestas por el Tratado de Versalles y comenzó a moverse para conseguir nuevos votantes. Goebbels trazó una campaña de propaganda para captar votos y el resultado fue que para 1932, el Partido Nazi era ya la primera fuerza política más numerosa con un 37,3%, aunque insuficiente para poder gobernar a solas. Unas segundas elecciones en el mismo año mostraron que el Partido Nazi había perdido votos, aunque todavía seguía siendo la fuerza más votada con un 33,1%.

El ex-canciller Franz von Papen decidió hacer una coalición con Hitler, justo en un momento complicado para el Partido Nazi que estaba al borde de la quiebra y parte de su sector más radical estaba moviéndose hacia el bando comunista. Papen confiaba en poder controlar la coalición y llevar él las riendas. Este suceso propició la llegada de Hitler a la cancillería, que contaba con el 34% del Parlamento.

El Presidente de la República (Hindenburg en ese momento) era el encargado de nombrar al canciller. Si un partido tenía mayoría absoluta, el Presidente nombraba canciller al líder del partido, pero este caso, al ser una mayoría simple y no absoluta, no era obligatorio hacer canciller a Hitler, que fue lo que sucedió en primera instancia. Papen y luego Schleicher fueron nombrados cancilleres en 1932 a pesar de que el partido de Hitler contaba con mayor número de votos. Sin embargo, cuando Schleicher perdió el trato de favor con Hindenbug, éste nombró canciller a Hitler el 30 de enero de 1933.

El 27 de febrero de 1933, el Reichstag fue incendiado, siendo arrestado un comunista. El Partido Nazi aprovechó para culpar al Partido Comunista de intentar un golpe de Estado y éstos fueron condenados a campos de concentración. En las elecciones de 1933, el Partido nazi consiguió el 43,9% de los votos, los cuales no eran suficientes para la mayoría absoluta que tanto ansiaban, a falta de 36 escaños. Recordando el incidente del Reichstag, los diputados comunistas fueron arrestados y finalmente Hitler y su partido pudieron obtener la mayoría en las siguientes elecciones, que les permitía cambiar la Constitución Alemana. En marzo consiguió que el parlamento aprobara la Ermächtigungsgesetz o Ley de Habilitación, que permitía a su gobierno legislar sin intervención del Parlamento, con lo cual instauraron la Dictadura Nazi.

2. Economía del III Reich

Este tema es bastante complicado de explicar y controvertido. Alemania creó una serie de bonos de cobro a plazo que le sirvió para crear dinero de forma que no constara en las cuentas del Estado, con lo que la inflación no subiría escandalosamente en las cuentas del Estado, pero sí estaría presente en forma de bonos. Además se dejó de pagar a los países extranjeros el dinero que el Tratado de Versalles les exigía.

Para 1933, el Estado Alemán tenía un gran problema de liquidez y más de seis millones de desempleados. El método empleado para paliar ambos problemas se basó en aumentar la producción por dos motivos, recaudar más dinero para tener liquidez en el Estado y reducir la tasa de paro.

La reducción del paro vino de la creación de puestos de trabajo públicos, del rearme y del aumento de la industrialización del país, principalmente la industria pesada (caucho, aluminio, hierro, etc). El Estado controlaba los precios del mercado muy de cerca, estableciendo el precio de los productos de consumo. Por otra parte, la creación de carreteras y nuevas construcciones pagadas con dinero público se realizada de la siguiente forma:

  1. Se pedía la construcción de una carretera (o lo que sea).
  2. Una vez finalizada (o como se hubiera pactado el pago) se pagaba a la empresa un 50% del valor en dinero y otro 50% del valor en bonos pagaderos a un cierto tiempo.

Estos bonos pagaderos servían para aplazar los pagos. Es decir, el Estado pagaba la mitad del importe de la obra en el momento y la otra mitad la pagaba más adelante, como por ejemplo, un año después. Esto permitía al Estado recaudar dinero de impuestos durante ese tiempo para luego poder hacer efectivos esos pagos. Luego, la empresa podía liquidar esos bonos en ciertos bancos, quienes se apropiaban de los bonos y finalmente los cobraba en su vencimiento al Ministerio de Finanzas del Reich.

La disminución del paro permitía al Estado obtener más dinero de los impuestos y la demora de los pagos, gracias a los bonos, permitía al Estado recaudar dinero para luego hacer frente a los siguientes pagos. Este sistema es efectivo si se emplea a corto plazo, reduciendo los gastos públicos podría llegar a ser viable en cuanto a que los beneficios del Estado eran suficientes para paliar los gastos del mismo, pero esto no era así.

El rearme militar alemán era enorme, y por tanto, el gasto militar también, siendo a su vez un gasto del Estado. La industria pesada que antes citábamos producía materales que iban directos a estas empresas para el rearme militar que luego vendían al Estado sus creaciones. Por tanto, el gasto público no descendía, sino que aumentaba y por tanto, la economía alemana iba directa hacia la bancarrota estatal.

Había dos soluciones para este problema: ir a la guerra o detener el rearme militar. La primera fue la opción llevaba a cabo y que formaba parte de la estrategia nazi, mientras que la segunda opción, detener el rearme militar, generaría de nuevo un gran paro, menor recaudación del Estado y sería volver de nuevo al pasado.

La situación era mala y por medio hubo un parcheo de la situación gracias a la anexión de Austria (su país de origen) y Checoslovakia. Esto sirvió para dar un pequeño aliento, pero su vez también colaboró con el rearme del ejército. Hay que recordar que los carros de combate checos formaron una parte importante de la Werhmacht hasta 1942.

Para ver los datos de ingresos/gastos, fijémonos en la siguiente tabla:[2]

Tabla 1

   Ingresos
Estado
Gastos
Estado
Deuda
Total
Dinero en
Circulación
 1928-29  9,0 13,0
 - 16,4
 1932-33  6,6  9,2 12,3
 13,4
 1933-34  6,8  8,9  13,9  13,9
 1934-35  8,2  12,6  15,9  15,7
 1935-36  9,6  14,1  20,1  16,7
 1936-37  11,4  17,3  25,8  18,1
 1937-38  13,9  21,4  31,2  20,0
 1938-39  17,7  32,9  41,7  23,7

Nota: Cantidades en miles de millones de RM. Cada periodo fiscal va desde el 1 de abril de cada año al siguiente.

Esta tabla muestra unas cifras muy reveladoras. Para 1932-1933 hay unos ingresos de -2,6 miles de millones de RM y al año siguiente desciende la cfra. Sin embargo, el rearme a gran escala propició un gran incremento en los gastos, así como también una gran reducción en el desempleo. Para el año fiscal 1938-1939, los ingresos fueron de -15,2 miles de millones de RM y la deuda total era de 41,7 miles de millones de RM. Esta situación muestra una inminente quiebra y una suspensión de pagos para el futuro cercano, lo cual nunca llegó gracias a la entrada de la guerra. Durante 1938-1939, el gasto en armamento era de 17,25 mil millones de RM, casi el total de ingresos del Estado.

Para darnos cuenta de la magnitud que movió el rearme, veamos una tabla con el desempleo medio de cada año y el PIB (Producto Interior Bruto) del país:[3]

Tabla 2

   PIB  Desempleo
Medio
 1932
5.575.400 
 1933 59,1
4.804.400 
 1934 66,5
2.718.300 
 1935 74,4
2.151.000
 1936 82,6
1.592.600 
 1937 93,2
912.300 
 1938 104,5
429.400 
 1939 129,0
104.200 
 1940 132,0
43.100

Así como el rearme se hace a pasos más agigantados, el desempleo desciende y a su vez, la producción aumenta, lo cual también hace que a mayor producción y mayor número de trabajadores, mayor recaudación del Estado, como podemos comprobar en la Tabla 1.

3. Fuentes:

4. Notas:

  1. Statistisches Jahrbuch für das Deutsche Reich, vol. 52 (Berlin, 1933), p. 539, citado en Eberhard Kolb, The Weimar Republic (Taylor & Francis e-Library, 2005).
  2. Tabla proporcionada por el forista Schwerpunkt en el hilo ¿De dónde salió el dinero? (Foro Segunda Guerra Mundial), referencia: Richard Overy: "The Penguin Historical Atlas of the Third Reich".(Pág. 127) Penguin Books 2006.
  3. Datos proporcionados por el forista Schwerpunkt en el hilo Estadisticas de la Economia en el Tercer Reich (Foro Segunda Guerra Mundial), referencia: http://www.axishistory.com

5. Lecturas adicionales:

El artículo es bastante escueto, ya que este tema daría para escribir largo y tendido, pero tampoco dispongo de los conocimientos suficientes como para extenderme demasiado sobre el tema. Deseo que este artículo aclare dos factores: que Hitler no llegó limpiamente al poder y que la recuperación de la economía alemana no fue un milagro, sino una burbuja a punto de explotar que como salida, premeditada de antemano, desembocó en la Segunda Guerra Mundial. Por ello recomiendo la lectura del siguiente post del Foro Segunda Guerra Mundial, donde otros foristas explican detalles que aquí no se han exclarecido más: ¿De dónde salió el dinero?

Artículo creado por ACB, el Mutie

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada