World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

martes, 6 de diciembre de 2016

Historia el KV-3

Las pruebas iniciales demostraron que el KV-1 era superior al T-100 y al SMK, ambos carros de combate pesados multitorreta. Sin embargo, a pesar de superar las 40 toneladas, bastante por encima del T-34 de 26,3 toneladas por aquel entonces, hubo proyectos para producir un carro de combate más pesado. Las pruebas del T-220 empezaron en enero de 1941, pero no fue el único proyecto de actualización del KV existente, sino que convivió con el T-150 y el KV-3.

El 1939 dieron comienzo las pruebas del cañón F-28 de 95mm, que junto con el obús F-25 de 122mm  iban a ser el arma principal del cuerpo de artillería. El F-28 sólo penetraba 65mm a 30º y 1000m, lo cual mostraba unas buenas características anticarro. La Fábrica #92 diseñó un cañón de características similares denominado F-39, pero adecuada para ser montada en un carro de combate. El equipo de trabajo de Grabin basó su trabajo en el cañón F-34 y el cañón fue montado sobre un carro T-28. Hubo rumores sobre las pruebas realizadas e incluso hay una fotografía del T-28 con el cañón de 85mm, pero en realidad fue un retoque fotográfico llevado a cabo por la Fábrica #92. El F-39 iba a ser montado sobre el T-28, pero el cañón no fue fabricado en metal. Para el verano de 1940, el interés en montar un cañón de 95mm aumentó y los diseños pensaron en instalar uno todavía más grueso, un cañón de 107mm.

El 11 de junio apareció una propuesta para un cañón de 107mm basado en el cañón M-60 y así sustituir el obús 152mm del KV-2 por éste. Las pruebas balísticas mostraron que el M-60 podía penetrar 107-110mm de blindaje a 30º a 800m. El 1 de noviembre de 1940 aparece en los papeles de la Fábrica Kirov el nombre del cañón: "cañón de 107mm instalado en una torreta de carro de combate KV (parte oscilante del nuevo cañón de 107mm M-60)".

Hubo una propuesta para instalar el cañón naval B-24 de 100mm, pero fue denegada. Una segunda propuesta se trataba de un cañón de 107mm fabricado por la Fábrica Kirov en 1940. Otra fábrica produjo su propio cañón de 107mm. La Fábrica #92 también aportó su nuevo cañón de 107mm denominado F-42. Era un diseño basado en los cañones F-39 y F-34, pero usando el tubo de 107mm del cañón de campaña M-60. El cañón debía estar listo para diciembre de 1940, pero hubo retrasos y no se cumplieron los plazos. El nuevo cañón debía ser probado en el nuevo T-220, pero finalmente se rechazó debido al poco espacio de la torreta. El 19 de febrero, el Mariscal Kulik solicitó a la Fábrica #92 instalar el cañón experimental en la torreta de un KV-2 para el 1 de mayo de 1941. También se intentó instalar el F-42 en el segundo prototipo de T-220.

Maqueta a escala de KV-3

El 15 de marzo de 1941 se solicitó a la Fábrica Kirov que se preparara para iniciar la producción del T-150. El carro de combate mejorado, se llamaría KV-3 y era básicamente un KV-1 con un cañón F-34, mayor blindaje, una cúpula del comandante y un motor V-5. Pero esta orden duró poco. Las falsas noticias sobre carros de combate pesados alemanes indujeron la necesidad de armar mejor a los nuevos KV y dotarlos de un cañón más potente que el F-34 de 76,2mm. Por esto mismo a mediados de abril de 1941 dieron comienzo los trabajos para un vehículo más pesado que el T-150 o el T-220.

Se estimó que el KV-3 pesaría en torno a las 67-68 toneladas. El blindaje de la torreta sería de 115mm y 115-120mm en el casco, con 90mm en los laterales. El cañón tendría un calibre de 107mm y llevaría tres ametralladoras DT como armamento secundario. El motor debía ser el V-2SN de 850CV, pero mientras no estuviera disponible, se permitía el uso del V-5 de 700CV.

El KV-3 era en realidad un T-150 alargado, como el T-220, con una torreta parecida al T-220 y montando el F-30 de 85mm. El Mariscal Kulik propuso instalar el cañón F-27 de 76mm (balísticamente idéntico al cañón antiaéreo 3-K) en un segundo prototipo previsto para finales de 1940. El casco del T-150 finalmente iba a ser la base para el KV-3 (llamado KV-6 en aquel momento) dado que el blindaje lateral de ambos iba a ser el mismo y sólo había que aumentar el espesor en el frontal.

El diseño del nuevo carro de combate empezaron en paralelo con las pruebas del T-220 usando el motor V-5, el cual iba a ser usado luego en el KV-3 hasta que estuviese disponible el V-2SN. Con un peso de 70 toneladas, avanzo 150km entre el 12 y 15 de abril. A pesar de que el motor V-5 tenía 150CV menos que el V-2SN, era funcional y se consideró válido por ser algo temporal, ya que tuvo problemas de fiabilidad durante las pruebas con el T-220.

N.F. Shashmurin diseñó una nueva caja de cambios y en se le asignó el desarrollo de una transmisión eléctrica en paralelo con VAMM. También se solicitó desarrollar una transmisión hidráulica. Para el 26 de abril de 1941 se creó un modelo a escala del KV-3. Se eliminó la ametralladora DT trasera y se reemplazó por un portillo para disparar armas desde dentro. El F-42 de 107mm se renombró a ZiS-6 y se le hicieron pequeños ajustes. También se propuso que la munición fuera de una pieza y que se aumentara el número de proyectiles a 60. Otra revisión del KV-3 el 7 de mayo de 1941 propuso sustituir la ametralladora del casco por un lanzallamas, además de otros cambios menores.

Cañón ZiS-6

El KV-3 tenía unas especificaciones de acuerdo con las necesidades del momento, protegido para resistir disparos de los cañones alemanes de 88mm, pero se esperaba aumentar el blindaje frontal a más de 120mm en el futuro para hacer frente a nuevas amenazas. La URSS compró a Alemania un Flak 39 de 130mm con el que hizo pruebas y concluyó que para estar bien protegidos de este cañón, deberían tener un blindaje de por lo menos 130mm. En abril se empezaron a desarrollar dos nuevos vehículos todavía más pesados, el KV-4 y el KV-5, siendo prioritaria la preparación del KV-3 sobre éstos.

Hubo problemas con la torreta. Los problemas en los dientes de los engranajes fueron parcialmente paliados, pero no del todo. El ZiS-6 llegó a la Fábrica Kirov en mayo, pero las pruebas con el nuevo cañón empezaron a finales de junio, poco antes de que estallara la guerra entre Alemania y la URSS.

El 26 de junio de 1941 se cancelaron los proyectos del KV-4 y KV-5, aunque los trabajos en el KV-5 continuaron hasta la evacuación. Para el prototipo experimental se decidió ensamblar el casco, ponerle una suspensión de serie y montarle el motor del T-220. Las torretas fueron enviadas a Chelyabinsk junto con las herramientas para su fabricación. A principios de julio, el casco del KV-3 a medio ensamblar se envió a Chelyabinsk.

Las pruebas con el ZiS-6 empezaron el 25 de junio y continuaron hasta el 5 de julio. Se hicieron 618 disparos, mostrando una buena penetración, 120mm a 1600 metros, pero la fiabilidad de algunas piezas de ciertas fábricas estaba en duda. La Fábrica #92 creó por su propia iniciativa una variante llamada ZiS-6A (no confundir con el diseño del KV-7) que llevaba un cañón de 45mm coaxial con el fin de ahorrar tiros de 107mm si el cañón de 45mm podía destruir el objetivo.

A pesar de que la Fábrica Kirov se volcó exclusivamente con la fabricación del KV-1, el chasis del KV-3 sirvió con chasis para el cañón de asalto pesado antibunker 212A. El KV-3 siguió existiendo en los documentos como vehículo experimental y en los planes para 1942 aprobados el 22 de diciembre de 1941, se solicitaba completar un prototipo. También estaban preparando un nuevo motor diésel de dos tiempos basado en el V-2 y proporcionando 1200CV.

La experiencia adquirida con el KV-1 mostró que era un vehículo propenso a las roturas, con una transmisión poco fiable y una caja de cambios problemática. En 1942 se bajó el peso y el nuevo modelo se pasó a llamar KV-1S, por lo que quedaba claro que un vehículo de 70 toneladas como lo era el KV-3, no era necesario.

A pesar de esa experiencia ganada, años después todavía continuaron los proyectos de carros pesados de gran tonelaje como el IS-7 o el IS-4 que finalmente no cuajaron.

De acuerdo con el contrato #B1-081 firmado el 5 de junio de 1941, la Fábrica Kirov debía fabricar 500 KV-3 en 1941. Las primeras 55 unidades debían estar listas para agosto, 105 en septiembre, 110 en octubre y noviembre y 120 en diciembre. Cada vehículo costaba 740.000 rublos mientras un KV-1 costaba 523.000 rublos y un KV-2 558.000. En comparación con los carros de combate alemanes, un Tiger rondaba los 400.000 Marcos Alemanes, unos 840.000 rublos al cambio en 1940. Un Tiger II costaba 321.000 Marcos Alemanes o 675.000 rublos.

Fuentes

Artículo creado por ACB, el Mutie

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada