World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Conceptos Básicos

Una de las principales funciones de los cañones en el siglo XX y XXI ha sido la penetración del blindaje enemigo, sobre todo desde la introducción de los tanques y demás blindados en la Primera Guerra Mundial, con una gran evolución en la Segunda Guerra Mundial. El aumento del blindaje creó un aumento en la velocidad de los proyectiles y en su calibre, manteniendo desde entonces una guerra entre blindaje y potencia de fuego que llega hasta nuestros días.

1 Conceptos Básicos
2 Inclinación
3 Tipos de Blindajes
4 Referencias

1 Conceptos Básicos
La penetración se denomina como el acto de atravesar un cuerpo.[1] En el tema de blindajes, se considera que una plancha ha sido penetrada en el instante que el proyectil consigue atravesar completamente dicha plancha de lado a lado.

Las tablas de penetraciones usan varios baremos según el país que realiza las pruebas. Por ejemplo, las tablas alemanas contemplan que para que un dato de los escritos sea considerado como válido, al menos 3/4 de los proyectiles disparados deben penetrar el valor indicado en la tabla.[2] En el caso soviético las pruebas se realizaron, principalmente, por el Laboratorio NII-48, quién establecía que al menos 3 de cada 4 proyectiles debían penetrar y de los que penetraban, al menos las 3/4 partes del proyectil debían pasar por el agujero.[3] Una fuente indica que las penetraciones alemanas exigen que por el agujero de entrada pasase como mínimo 1/2 del proyectil,[3] aunque otras fuentes indican la entrada total del proyectil.[4]

A veces los proyectiles no consiguen penetrar el blindaje enemigo. Cuando esto sucede, en algunos casos se desprenden esquirlas y trozo de blindaje contra los tripulantes. Thomas L. Jentz cita que esto sucede cuando el proyectil penetra un 90% del blindaje y se queda a un 10% de la penetración total.[2]

2 Inclinación

Las matemáticas muestran claramente como al medir un rectángulo en diagonal, la distancia es mayor que cualquier otra, lo que sugiere que al inclinar una plancha de acero, el proyectil entrante debería atravesar un mayor espesor. Aunque parece algo lógico, hasta la entrada del T-34 y el KV-1, estos conceptos no se tenían en cuenta para la creación de los blindajes de los tanques, aunque cabe destacar que se hicieron pruebas con algunos tanques BT.[5]

Este blindaje inclinado incrementa la distancia entre el punto de entrada del proyectil y el de salida en comparación de una plancha a 0º de la vertical. Thomas L. Jentz muestra la siguiente tabla con la eficiencia (en porcentaje) de los proyectiles alemanes disparados contra planchas de acero homogéneas, tomando como referencia los 30º, que era la base de todos los tests alemanes:[2]

Proyectil 30º 45º 60º
Pz.Gr.39 120% 100% 60% 40%
Pz.Gr.40 120% 100% 60% 30%
Gr.HL 105% 100% 80% 50%

Esto significa que disparando un proyectil Pz.Gr.39 contra una plancha inclinada 0º respecto a la vertical, la penetración es un 20% más alta que si estuviese a 30º, un 60% superior que si estuviera a 45% y un 80% mayor que si estuviese a 60º. Como ejemplo tenemos que el PaK 40 con el Pz.Gr.39 a 1000 m penetra 95 mm con un ángulo de impacto de 0º, 81 mm a 30º, 50 mm a 45º y 32 mm a 60º.[2]


Otro de los efectos del blindaje inclinado es que en caso de que un proyectil no penetre, puede rebotar. En el caso de golpear una superficie inclinada, el proyectil puede rebotar, como pasaba en el verano de 1941 con pequeños proyectiles dirigidos hacia el frontal del T-34 que eran desviados sin penetrar.[6] Esto era debido a que la dureza del acero era suficiente para que el proyectil resbalase debido a la inclinación.

Estas características revolucionaron la forma de los blindajes, buscando inclinaciones muy pronunciadas para conseguir mayor resistencia con el mismo espesor. Los alemanes eran conocedores de que los soviéticos usaban proyectiles convencionales con núcleos poco duros, los cuales rebotaban a menudo contra los blindajes altamente endurecidos en su capa exterior. Sin embargo el diseño del mantelete del Panther tenía un mal diseño y en algunos casos se informó de que varios proyectiles habían rebotado hacia el techo del casco, penetrándolo,[7] por lo que se corrigió este error en el siguiente diseño.[8]

Sin embargo, el blindaje inclinado pierde sus ventajas respecto al vertical cuando el proyectil que lo impacta tiene un calibre superior al grosor de la plancha.[2]

Pruebas alemanas hechas sobre blindajes inclinados, sacaron varias conclusiones sobre la efectividad de añadir orugas/cadenas en los blindajes. El 8 de mayo de 1944 en Oberstlt se realizaron unas pruebas con los siguientes resultados:[9]
  • La protección disminuyó cuando el blindaje era vertical o inclinado hasta los 10º.
  • La protección aumentó cuando el blindaje estaba inclinado a más de 30º.
  • La protección fue la misma cuando el blindaje estaba inclinado entre 10º y 30º.

No se ha dado una razón convincente para la disminución de la protección en zonas no inclinadas o inclinadas hasta los 10º, aunque el motivo puede ser que la oruga haga de guía, atrapando al proyectil debido a su menor dureza.

3 Tipos de Blindaje

Los blindajes empleados en la Segunda Guerra Mundial no se fabricaban de la misma forma, ni tenían las mismas características. Para los test de penetraciones se empleaban a menudo, acero homogéneo endurecido, llamado simplemente acero homogéneo.

Por ejemplo, para las pruebas alemanas de penetración del 88 mm Kw.K.36 L/56 y del 88mm Kw.K.43 L/71 se han usado planchas de acero de entre 81-120 mm, con una dureza de 95-105 kg/mm² (279-309 Brinell), y de 121-150 mm, con una dureza de 80-90kg/mm² (235-265 Brinell).[2]

  • Blindaje Homogéneo Laminado (Rolled Homogeneus Armor): Empleado en la mayoría de los tanques de la época, se transforma el acero en lingotes y luego se le da forma y se templa para conseguir una alta resistencia.[10]
  • "Cara Endurecida" (Face Hardened): Este proceso se aplica sobre el Blindaje Homogéneo Laminado. Los alemanes solían usar aceros muy endurecidos en su frontal en tanques como el Tiger I (aunque un ejemplar capturado en 1943 por los británicos demostró que no había sido endurecida su cara exterior)[2], con el fin de que en el momento que el proyectil golpee la superficie, éste se rompa y así no penetre o rebote. Este proceso de tratado del acero recurría a un templado especial una vez se había hecho la capa de acero homogéneo y sólo se aplicaba por una de las partes del blindaje (la exterior). Este proceso consumía mucho tiempo, ya que se aplicaba a mayores del endurecimiento habitual.[10] Otra de las desventajas de este método, aparte del tiempo extra consumido, es que en el caso de que el proyectil penetre la plancha de acero, su resistencia es igual o menor que la del acero convencional.[2]
  • Blindaje de Fundición (Cast Armor): Aplicado sobre todo a torres, lo fundido es acero homogéneo templado creado en moldes. Esto permite una variedad de formas y ángulos que otros métodos como el laminado no permiten. Hay ciertos rumores por la web que indican una mala calidad en el acero fundido y según pruebas realizadas con acero fundido americano, éste era entre un 15% y un 20% peor que una plancha de acero laminado de igual espesor.[11] Sin embargo, en el caso soviético estos datos eran totalmente diferentes. Salvo el caso de los IS-2 de 1943 que tuvieron problemas en su blindaje (demasiado duro y muy frágil),[12] tanques como el T-34 mostraron una buena resistencia.[7] Un informe americano cita que el acero inspeccionado de un T-34 y un KV-1 podría mejorar en un 8-10% si se templara adecuadamente,[13] pero ellos mismos no fueron capaces de lograrlo en sus propios tanques.
4 Referencias
1 - Diccionario RAE, vigésima segunda edición
2 - Thomas L. Jentz, "Germany's Tiger Tanks: Tiger I & II: Combat Tactics", Schiffer, China, 1997, ISBN 0-7643-0225-6
3 - Penetraciones soviéticas ofrecidas en www.battlefield.ru en inglés
4 - Página dónde explica las penetraciones alemanas en inglés
5 -  Mikhail Baryatinskiy, "Light Tanks", Ian Allan Publisings, Moscú, 2006, ISBN 0-7110-3163-0.
6 -  Mikhail Baryatinskiy, "T-34 Medium Tank", Russian Armour Volume 4, Ian Allan Publishings, Moscú, 2007, ISBN 978-071103265-1.
7 - Thomas L. Jentz, "Panzer Truppen 1: The Complete Guide to the Creation & Combat Empleoyment of Germany's Tank Force · 1943-1945", Schiffer Military History, Great Britain, 1996, ISBN 0-88740-915-6
8 - Thomas L. Jent, "Panther Tank - The Quest for Combat Supremacy", Schiffer, China, 1995, ISBN 0-88740-812-5
9 - Thomas L. Jentz y Hilary L. Doyle, "Germany's Tiger Tanks - VK45.02 to Tiger II: Design, production & modifications", Schiffer, China, 1997, ISBN 0-7643-0224-8
Artículo creado por ACB, el Mutie

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada