World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Acero Alemán

La composición del blindaje de los tanques alemanes varió a lo largo de la guerra. A continuación se muestran distintas tablas con la composición de las planchas de blindaje según su espesor y la fábrica encargada de hacerlas. Hay un documento que indica que el acero fundido resiste un 20% menos que el acero homogéneo laminado,[1] sin embargo, hay informes y pruebas realizadas sobre tanques Panther y Tiger I que demuestran que no se cumple.[2]

1 Análisis sobre la supuesta falta de materiales

Algunos historiadores argumentan que los blindajes alemanes empeoraron su calidad debido a diversos factores. Thomas L. Jentz afirma que no hay documentos alemanes que indiquen el uso de blindajes por debajo de los estándares alemanes,[3] pero en ningún momento se hace referencia a la información foránea. El tungsteno (wolframio) dejó de entrar en Alemania en 1943[4], así como el envío de molibdeno procedente de Noruega fue detenido a causa de bombardeos en la mina de Knaben, sólo pudiendo recibir las existencias de Finlandia y Japón hasta gastar las reservas.[5]. Esto produjo, según Steven J. Zaloga, que en 1943 se redujese el porcentaje de molibdeno de las planchas más gruesas desde el 0,55% usado en 1943, a un 0,25% a mediados de 1944 y a un 0% en 1945.[5] Además, Alemania perdió el control de las minas soviéticas de manganeso, sufriendo también una falta de este material (usado ampliamente en las soldaduras).[5] A todo esto se le unió el uso de aceros con un alto contenido en carbono que a su vez provocaban una soldadura más difícil, lo cual se complicaba más al tener que usar mano de obra forzada para estos trabajos.[5]

Albert Speer cita en octubre de 1944, que o se empieza a fabricar menos tanques, o éstos deben tener un blindaje más fino, porque la falta de cromo no permite seguir trabajando al mismo ritmo.[6]

Aparte de la supuesta falta de materiales, hay pruebas del uso de mano de obra inexperta, como por ejemplo en la fábrica Wegmann Waggonfabrik A.G., Kassel, donde soldaban las torres de los Tiger II. Una torre tenía que estar lista en 6-7 días, pero se demoraban entre 10-12 días, explicando que es debido al uso de mano de obra extranjera.[7] Además, la propia empresa citaba que debido al trabajo realizado, les era imposible llevar un control de calidad estricto.[7]

El conjunto de estas consecuencias devaluó la calidad del acero alemán entre un 10-20% y creó que la mitad de los Panthers tuvieran un blindaje defectuoso, según algunos historiadores,[2][5] produciendo grietas y grandes roturas en los blindajes al ser impactados.

Ante la falta de informes alemanes que confirmen los hechos del descenso de la calidad del acero alemán, hay al menos 3 documentos que tratan este tema. En el primero, que está datado del 10 de Octubre de 1943 y redactado por el 503º Batallón Pesado Panzer, se cita que los cañones de asalto soviéticos (haciendo referencia al SU-122 y al SU-152) causaban fracturas en el blindaje frontal y laterales, aun habiendo sido disparados desde distancias de 1500 m.[1] Mikhail Baryatinskiy también cita que los alemanes tenían falta de manganeso en el verano de 1944, por lo que usaron aceros de alto contenido en carbón y bajos en nickel, convirtiéndolos en muy frágiles, especialmente en las juntas.23 También se cita que el cañón americano de 57 mm (similar al 6 libras británico) podía penetrar al Tiger I desde 800 m y hasta los 1000 m en los laterales y parte trasera.[1] Sin embargo, si tenemos en cuenta que el blindaje de los Tiger I se hacían 3 meses antes de su ensamblaje, los citados por el 503º Batallón Pesado Panzer tuvieron que ser creados en 1942 (al menos el blindaje) y por lo tanto no debieran estar afectados por la falta de materiales estratégicos.

Otro informe datado del 30 de Septiembre de 1943 por el comandante del 506º Batallón Pesado Panzer citaba que el T-34 y los anticarros de 76,2 mm podían penetrar al Tiger I frontalmente desde los 500 m y lateralmente desde los 1500 m.[1] Basándonos en informes anteriores y en las tablas de penetración soviéticas, desde esas distancias es imposible conseguir una penetración contra un blindaje bien constituido. Cabe resaltar, que esas distancias coinciden con las que vienen en el Tigerfibel (manual del Tiger I).

Heinz Guderian escribía en sus memorias que "En noviembre de 1941 [...] Además, nuestro acero endurecido, cuya calidad estaba descendiendo debido a la falta de recursos naturales, era inferior al acero endurecido ruso".[17] Hay varias traducciones de este libro y no en todas la traducción es la misma, ya que en algunas se habla de mala calidad y en otra simplemente calidad inferior al acero ruso.

Hauptmann von Villebois, comandante de la 10ª Compañía, también cita como su Tiger I fue impactado por cañones de asalto sobre chasis montados en el casco del T-34, perdiendo trozos de blindaje, uno de dos manos de ancho, así como otros grandes desperfectos en los equipos.[1]

En el mes de octubre de 1944, durante la ofensiva soviética de Petsamo-Kirkenes, los alemanes pierden todo el suministro noruego de níquel, un mineral necesario para la producción de aceros.[8]

El 22 de Junio de 1944, Hitler permite sustituir las planchas de blindaje trasero de los Jagdpanther, y también del resto de Panthers en caso de ser necesario, por material alternativo de alta calidad, debido a un problema puntual de producción. También el propio Hitler dice que las planchas traseras de los cazacarros (en referencia a los basados en el Panzer 38(t)) pueden usar acero de inferior calidad debido a la falta de materiales estratégicos, empleados en los frontales.[15]Esto permitiría que los frontales llevasen el mejor acero disponible. A pesar de esto, se continuó investigando sobre los blindajes, con el fin de encontrar un material alternativo con las mismas cualidades que el actual.[9] Otros retrasos ya habían sucedido en Septiembre de 1943, por lo que el problema era conocido anteriormente.[9]

La escasez de molibdeno fue paliada, en parte, por el uso del vanadio en su lugar. Esto permitía mantener la dureza, pero la maleabilidad no era igual de buena, ya que a pesar de la buena calidad del vanadio como parte de la aleación del acero, el molibdeno había demostrado ser mejor.[21] Esto a su vez permitió que algunas firmas usaran unos espesores ligeramente superiores con el fin de mantener la misma protección, aun aumentando ligeramente el peso del vehículo.

David R. Higgins indica que debido a los bombardeos aliados, los alemanes no podían hacer los procesos de templado con la precisión requerida, lo cual hacía que la microestructura cristalina fuera más susceptible a las grietas, sufriendo de fragilidad hidrogenada, una condición que reducía la ductilidad.[21]

El historiador Hilary Doyle comentó en una entrevista[20] que el acero checoslovaco era inferior al alemán, llegando a afirmar que 30mm de acero alemán equivalían a 60mm del checoslovaco (en referencia al Jagdpanzer 38(t)), algo que los soviéticos habían advertido cuando probaron el Panzer 38(t), el cual tenía un blindaje muy quebradizo. Este comentario venía acompañado de la afirmación de que el acero alemán no decreció su calidad durante toda la guerra, sino que con la falta de materiales esenciales, se modificó la fórmula para compensarlo.

Los soviéticos facilitaron material capturado a los británicos. En 1944 se hizo un informe sobre una evaluación de un Tiger I capturado por los soviéticos y enviado a Inglaterra. En él se indicaba que algunas partes del blindaje tenían una dureza por debajo de lo normal y sin cara endurecida ("Face Hardenened").[21] El motivo podría ser, decía el informe, por razones económicas como abaratar tiempos y el coste de manufactura, problemas de mecanizado y factores balísticos (se requería examinar mejor los proyectiles para mejorar sus prestaciones sobre estos blindajes).[21]

2 Blindaje del Panzer III

Los estadounidenses capturaron y analizaron la composición química del acero de un Panzer III.[10] Para ello escogieron 5 trozos y los sometieron a varias pruebas. La dureza de las planchas variaba entre los 311 Brinell y los 388 Brinell. Su composición química era la siguiente:

Muestra ¿Face Hardened? Espesor
(mm)
C Mn Si S P Ni Cr Mo V Cu Ti Al
Muestra a No 16 0,52 0,70 0,58 0,029 0,018 Trazas 1,39 0,20 Trazas 0,03 0,065 0,03
Muestra b Si 31 0,44 0,97 0,21 0,026 0,008 Trazas 1,28 0,38 0,25 0,19 0 0,02
Muestra c Si 31 0,53 0,71 0,49 0,025 0,015 Trazas 1,47 0,18 Trazas 0,03 0,07 0,04
Muestra d Si 31 0,48 1,03 0,64 0,031 0,007 Trazas 0,83 0,23 0,23 0,17 0 0,04
Muestra e Si 31 0,54 0,69 0,49 0,027 0,016 Trazas 1,25 0,49 Trazas 0,09 0,07 0,02

Notas:

  • El Cobre, Titanio y Aluminio presentes en la composición de blindaje, son impurezas arrastradas durante los diversos procesos de tratamiento del acero.
  • En las conclusiones llevadas a cabo por los científicos, calificaron al acero como de buena calidad

3 Blindaje del Panzer IV

El Panzer IV tuvo variaciones en sus blindajes, como veremos en los siguientes apartados.

3.1 Blindaje Krupp de Preguerra

Krupp fabricaba acero para la Marina, pero después de 1939 dejó de suministrarles material, excepto para pruebas balísticas. Esas planchas de acero tenían la siguiente composición según los estándares de Krupp:[11]

C Mn Si Cr Mo
0,35 0,40 0,35 2,5 0,45

3.2 Blindajes Según Espesores

La Waffenamt reguló y estandarizó la composición de los blindajes en función de los espesores, con el fin de que todos los proveedores usasen la misma composición para la fabricación de aceros. La siguiente tabla muestra las especificaciones requeridas para los aceros:[11]

Espesor
(mm)
Resistencia
(kg/mm²)
C Si Mn Cr Ni
5-15 150-170 0,23 1,2 0,80 1,1 -
16-30 105-120 0,45 0,65 0,60 0,60 -
35-50 95-110 0,45 0,65 0,80 0,90 -
55-80 85-100 0,45 0,65 1,00 1,05 -
85-120 75-90 0,42 0,35 0,75 1,75 -
125-160 75-90 0,35 0,35 0,75 2,50 1,25
165-200 75-90 0,35 0,35 0,75 3,00 1,00

3.3 Modificación Krupp

A pesar de las tablas estandarizadas y obligatorias, Krupp usó sus propias cantidades para la fabricación de acero, con el fin de ahorrar en níquel. La siguiente tabla muestra las proporciones empleadas:[11]

C Mn Si Cr Mo
0,35 0,35 0,40 2,5 0,45

3.4 Últimas Planchas de Blindaje

Las últimas láminas fabricadas por Krupp tenían una composición ligeramente diferente a la de sus tablas iniciales. A continuación se muestran las proporciones de cada material:[11]

Espesor
(mm)
Resistencia
(kg/mm²)
C Mn Si P Cr
10-40 80-95 0,30 0,65 0,35 0,030 1,35
50-120 75-90 0,37 0,75 0,35 0,030 2,30
+120 65-80 0,37 0,50 0,35 0,030 2,40

Queda a la vista que la resistencia de estas planchas de acero es inferior a la requerida por la Waffenamt, cuya tabla se muestra un poco más arriba.

4 Blindaje del Panther

Como en el caso del Panzer IV, tuvo variaciones con el tiempo, por eso analizaremos las diferentes versiones.

4.1 Ausf. D

Los documentos alemanes sobre la composición del acero del Panther Ausf.D los encontramos entre los archivos de las fábricas en las que se establece el uso de la aleación E22 para todo el tanque, excepto el mantelete que debía usar la aleación "A" por tener más de 70 mm de espesor.[12]

Nombre Espesor
(mm)
Dureza
Brinell
E22 16-30 309-353
E22 35-50 278-324
E22 55-80 265-309
Forjado "A" +70 235-276

Notas:

  • El Face Hardeness se aplica hasta una profundidad de 4 a 6 milímetros, con una dureza de 555 Brinell.
  • La tolerancia máxima del espesor debe ser de -0% a +5%.

La composición de las planchas de acero era la siguiente:[3]

Nombre C Mn Si Cr Ni Mo V P&S
E22 0,37-0,47 0,60-0,90 0,20-0,50 1,60-1,90 - - <0,15 <0,05
"A" 0,32-0,42 0,60-0,90 0,20-0,50 2,00-2,60 - 0,20-0,30 <0,15 <0,05

4.2 Ausf. G

Los documentos alemanes sobre la composición del acero del Panther Ausf.G los encontramos entre los archivos de las fábricas en las que se establece el uso de la aleación E22 para todo el tanque, excepto el mantelete que debía usar la aleación "B".[13]

Nombre Espesor
(mm)
Dureza
Brinell
E22 16-30 309-353
E22 35-50 278-324
E22 55-80 265-309
Forjado "B" - 220-366

Notas:

  • La tolerancia máxima del expesor debe ser de -0% a +5%.

La composición de las planchas de acero era la siguiente:[3]

Nombre C Mn Si Cr Ni Mo V P&S
E22 0,37-0,47 0,60-0,90 0,20-0,50 1,60-1,90 - - <0,15 <0,05
"B" 0,32-0,42 0,60-0,90 0,20-0,50 2,00-2,60 0,70-1,20 - <0,15 <0,05

4.3 Ausf. F

Los documentos alemanes sobre la composición del acero del Panther Ausf.F los encontramos entre los archivos de las fábricas en las que se establece el uso de la aleación E22 para todo el tanque, excepto el mantelete que debía usar la aleación "B".[13]

Nombre Espesor
(mm)
Dureza
Brinell
E22 16-30 309-353
E22 35-50 278-324
E22 55-80 265-309
Forjado "B" - 220-366

Notas:

  • La tolerancia máxima del espesor debe ser de -0% a +5%.

La composición de las planchas de acero era la siguiente:[3]

Nombre C Mn Si Cr Ni Mo V P&S
E22 0,37-0,47 0,60-0,90 0,20-0,50 1,60-1,90 - - <0,15 <0,05
"B" 0,32-0,42 0,60-0,90 0,20-0,50 2,00-2,60 0,70-1,20 - <0,15 <0,05

4.4 Jagdpanther

Los documentos alemanes sobre la composición del acero del Jagdpanther los encontramos entre los archivos de las fábricas en las que se establece el uso de la aleación E22 para todo el cazacarros, excepto el mantelete que debía usar la aleación "B".[14]

Nombre Espesor
(mm)
Dureza
Brinell
E22 16-30 309-353
E22 35-50 278-324
E22 55-80 265-309
Forjado "B" - 220-366

Notas:

  • La tolerancia máxima del espesor debe ser de -0% a +5%.

La composición de las planchas de acero era la siguiente:[3]

Nombre C Mn Si Cr Ni Mo V P&S
E22 0,37-0,47 0,60-0,90 0,20-0,50 1,60-1,90 - - <0,15 <0,05
"B" 0,32-0,42 0,60-0,90 0,20-0,50 2,00-2,60 0,70-1,20 - <0,15 <0,05

5 Blindaje del Tiger I

El Tiger I tuvo diferentes composiciones debido a los diferentes proveedores de acero y la posterior estandarización. Además, también se incluye en este apartado un análisis británico del acero del Tiger I.

5.1 Blindaje Krupp

El VK 30.01, VK 36.01 y el VK 45.01(P) fueron predesarrollos del famoso Tiger I. Para la construcción de su blindaje había varios proveedores. Krupp endureció las caras exteriores con 555 Brinell en una capa de 4 a 6 mm, mientras que las placas de blindaje siguieron iguales. Al menos había que emplear un 2,7% de cromo y níquel en las planchas PP793. El porcentaje de aleación es la suma de los porcentajes de Cr+Mn+Mo. Las aleaciones de Krupp eran las siguientes:[3]

Nombre Fecha Espesor
(mm)
Resistencia
(Kg/mm²)
Dureza
Brinell
Porcentaje
aleación
PPM942 Diciembre 1941 16-30 115-130 338-382 1,75-2,55
PP793 1939 30-50 110-125 324-368 2,25-3,20
PP793 1939 55-80 100-115 294-338 2,25-3,20
PP793 1939 85-120 90-105 265-309 2,25-3,20
PP7182 Mayo 1942 85-120 90-105 265-309 2,85-4,30
FKM45 - Todos 85-100 250-294 2,35-3,60

La composición de las planchas de acero era la siguiente:[3]

Nombre C Mn Si Cr Ni Mo V P&S
PP793 0,32-0,42 0,30-0,60 0,15-0,50 2,00-2,40 - 0,15-0,30 - <0,05
PPM942 0,44-0,54 0,80-1,10 0,50-0,80 0,80-1,10 - 0,15-0,35 <0,15 <0,05
PP7182 0,32-0,42 0,30-0,65 0,15-0,50 1,70-2,30 0,40-1,00 0,20-0,35 <0,15 <0,05
FKM45 (fundido) 0,35-0,45 0,60-1,10 0,20-0,60 1,50-2,00 - 0,15-0,25 0,10-0,25 <0,05

5.2 Blindaje de D.H.H.V.

El blindaje hecho por D.H.H.V. para el VK 45.01 tenía la siguiente dureza y composición:[3]

Nombre Fecha Espesor
(mm)
Resistencia
(Kg/mm²)
Dureza
Brinell
Porcentaje
aleación
C74 1941 16-30 115-130 338-382 2,35-3,25
C81 1941 55-80 100-115 294-338 3,40-4,30
C81 1941 85-120 90-105 265-309 3,40-4,30
HB75 Agosto 1942 85-120 90-105 265-309 2,50-3,35

La composición de las planchas de acero era la siguiente:[3]

Nombre C Mn Si Cr Ni Mo V P&S
C74 0,44-0,51 0,55-0,85 0,20-0,50 1,40-1,80 - 0,40-0,60 - <0,05
C81 0,41-0,49 0,55-0,85 0,20-0,50 2,30-2,70 - 0,55-0,75 - <0,05
B75 0,32-0,42 0,30-0,65 0,15-0,50 2,00-2,40 - 0,20-0,30 - <0,05

5.3 Estandarización para todos los proveedores

Durante la producción del Tiger I, Wa Pruef 6 reemplazó gradualmente las aleaciones creadas por cada fábrica, por unas estándar con las siguientes características:[3]

Nombre Fecha Espesor
(mm)
Resistencia
(Kg/mm²)
Dureza
Brinell
Porcentaje
aleación
E32 Diciembre 1942 16-30 105-120 309-353 3,1-4,2
E22 Febrero 1943 35-50 95-110 278-324 2,2-2,8
E22 Junio 1942 55-80 90-105 265-309 2,2-2,8
"A" Febrero 1943 >70 80-95 235-278 2,8-3,8
"B" Febrero 1944 Todos 75-90 220-266 3,5-4,7

La composición de las planchas de acero era la siguiente:[3]

Nombre C Mn Si Cr Ni Mo V P&S
E22 0,37-0,47 0,60-0,90 0,20-0,50 1,60-1,90 - - <0,15 <0,05
E32 0,37-0,47 0,60-0,90 0,20-0,50 1,20-1,60 1,30-1,70 - <0,15 <0,05
"A" 0,32-0,42 0,60-0,90 0,20-0,50 2,00-2,60 - 0,20-0,30 <0,15 <0,05
"B" 0,32-0,42 0,60-0,90 0,20-0,50 2,00-2,60 0,70-1,20 - <0,15 <0,05

5.4 Análisis británico

Los británicos analizaron un Tiger I capturado (Fgst.Nr.250570) a principios de 1943 que reveló que ninguna parte de su blindaje estaba endurecido por su cara externa ("Face Hardening") y que los espesores eran de entre 0% al +5% de los establecidos de fábrica. Esta nueva tendencia de no endurecer la cara externa podría deberse a la necesidad de reducir costes y tiempos de producción.

La dureza del blindaje fue tomado con un medidor portátil de dureza y dio los siguientes resultados:[3]

Parte Espesor
(mm)
Dureza
Brinell
Techo Torre 26 290
Mantelete 100-200 280
Lateral Torre 82 255
Techo Casco 26 335
Frontal Conductor 102 265
Glacis 62 265
Nariz Casco 102 265
Lateral Superestructura 82 255-260
Lateral Casco 63 265
Parte Trasera Casco 82 255

6 Blindaje del Tiger II

Las 50 primeras torres del Tiger II (1942) fueron manufacturadas mucho antes que el resto, por lo tanto su composición es diferente, usando el PP793 y PP7182 en vez de los expresados más abajo, que eran los estándares pedidos a todas las fábricas.[7]

Nombre Fecha Espesor
(mm)
Resistencia
(Kg/mm²)
Dureza
Brinell
Porcentaje
aleación
E32 Diciembre 1942 16-30 105-120 309-353 3,1-4,2
E22 Febrero 1943 35-50 95-110 278-324 2,2-2,8
E22 Febrero 1943 55-80 90-105 265-309 2,2-2,8
E22 Junio 1944 85-120 75-90 220-265 2,2-2,8
E40 Marzo 1944 125-160 75-90 220-265 2,45-3,35
E41 Junio 1944 125-160 75-90 220-265 3,9-5,1
E43 Junio 1944 165-200 75-90 220-265 4,3-5,2

La composición de las planchas de acero era la siguiente:[7]

Nombre C Mn Si Cr Ni Mo V P&S
E22 0,37-0,47 0,60-0,90 0,20-0,50 1,60-1,90 - - <0,15 <0,05
E32 0,37-0,47 0,60-0,90 0,20-0,50 1,20-1,60 1,30-1,70 - <0,15 <0,05
E40 0,32-0,42 0,30-0,65 0,15-0,50 2,00-2,40 - 0,15-0,30 - <0,05
E41 0,30-0,40 0,60-0,90 0,20-0,50 2,30-2,70 1,00-1,50 - <0,15 <0,05
E43 0,28-0,33 0,60-0,90 0,20-0,50 2,80-3,20 0,90-1,10 - - <0,05

No parece haber evidencias escritas por las empresas o fábricas alemanas, diciendo que se haya usado acero de calidad por debajo de lo normal. Sin embargo, el inspector de Krupp envió un informe el 5 de mayo de 1944 remitiendo que unas láminas de acero no habían pasado las pruebas con proyectiles y debían ser devueltas.[7] El 10 de mayo envió otro informe similar con otro envío destinado a las torres del Tiger II que no cumplían los estándares.[7]

Estos informes pueden generar ciertas dudas a cerca de la calidad del acero. Pruebas británicas llevadas a cabo entre el 16 y 22 de Marzo de 1945 dan como resultado que en el caso del Tiger II se ha disminuido la dureza del blindaje debido a las grietas encontradas en otros tanques examinados hasta la fecha.[1] Por una parte, el inspector de Krupp rechazó varias partidas de blindaje y por el otro, hay clarividencias de que algunos blindajes eran defectuosos. No hay constancia de que todos los blindajes fueran testeados, y por la contra, había unas metas de producción establecidas que había que cumplir. Con todo esto, se testeaba una plancha de acero en cada remesa que venía, por lo que no se puede afirmar al 100% que todas eran exactamente iguales. Es más, incluso con las tablas de estandarizaciones que hemos mostrado, no podemos asegurar que se cumplieran durante toda la guerra, pues no se podían analizar todas las planchas una a una.

Este mismo problema sucedió en el caso del Jagdtiger, donde 4 fueron rechazados (Fgst.305001, 305003, 305004, 305005) y empleados en vehículos de entrenamiento debido a que no pasaron el test de blindaje.[16]

7 Análisis de Varios Tanques Panther

Las tablas mostradas anteriormente indican los requisitos para la fabricación de blindajes, no lo que realmente se fabricaba. Estudios soviéticos y americanos coinciden en sus análisis sobre Panthers capturados.

7.1 Análisis Soviético

El NII-48 detectó que desde verano de 1944, en la Wehrmacht aparte de los tanques de siempre con blindaje de cromo-níquel, aparecieron tanques con blindaje de composición química muy diferente. Esto se ve en todos, pero especialmente en el blindaje del Panther (ejemplos):

Tanque Espesor (mm) C Mn Si P S Cr Ni Mo
Panther Nº1 85 0,51 0,74 0,27 - - 2,17 0,22 -
Panther Nº2 80-82 0,42 0,85 0,29 0,017 0,018 1,78 0,07 Trazas

El blindaje del Tiger-I era similar.

Conclusiones de las investigaciones sobre el blindaje alemán en verano de 1944:

  • 1. Mientras más espesor es el blindaje, menos carbono tiene. El blindaje de 40-80 mm de espesor tiene 0,4-0,57% de carbono, lo cual es muy diferente del blindaje soviético, que tiene un máximo de 0,34% de carbono.
  • 2. Mientras más espesor tiene el blindaje de los tanques alemanes, menos dureza tiene por la escala de Brinnell. Esto se debe por lo visto por un peor recalentamiento del blindaje alemán por déficit de níquel a medida que aumenta su espesor, y por una mayor fragilidad del blindaje de alta dureza de gran espesor.
  • 3. La cantidad de cromo está en los límites de 1,67-2,30; incluso un mayor contenido de cromo (2%) se nota en los blindajes de 60-100 mm y más de espesor. No hay níquel y molibdeno en todas las piezas del blindaje. En los blindajes de 40-80 mm casi no hay. Esto puede ser explicado con el hecho de que los tanques alemanes producidos anteriormente tenían mayor % de níquel y molibdeno. Por lo visto, el cambio en la composición química del blindaje alemán se debe al déficit de estos componentes de sus aleaciones en la industria metalúrgica de de Alemania.
  • 4. Se ha observado una disminución del espesor frontal superior del Panther y de los laterales del Tiger, por lo visto para unificar el blindaje lateral de los tanques Tiger II con los laterales del tanque Panther y de los cañones autopropulsados Artsturm y Ferdinand.

7.2 Análisis Americano-Británico

Americanos y británicos también hicieron pruebas con carros Panther capturados para determinar la calidad del blindaje alemán. Los datos que voy a poner provienen del informe americano ARMOR Metallurgical Examination of a 3-1/41 Thick Armor Plate from a German PzKw V (Panther) Tank. Básicamente lo que se ha hecho es extraer un trozo de coraza frontal del chasis de un Panther, y realizar análisis químico así como pruebas mecánicas.

Los resultados del análisis químico muestran una variación en la composición del acero: el molibdeno casi ha desaparecido, siendo sustituido por el vanadio. Esto probablemente se deba a una escasez de molibdeno en Alemania.[18]

Tanque C Mn Si S P Ni Cr Mo V Al Cu
Panther 0,50 0,67 0,32 0,022 0,015 - 2,12 Trazas 0,14 0,01 0,10

Como se puede ver, las cantidades no son muy diferentes a las medidas por los soviéticos. Ambos análisis muestran escasez de níquel y molibdeno, así como una gran cantidad de carbono. Este tipo de acero es peor para corazas debido a su fragilidad y mayor dificultad para ser soldado. El informe americano hace hincapié en este aspecto, así como el bajo indice de dureza (269BHN). El mayor índice de carbono permite lograr indices de dureza comparables a otros aceros pero sin utilizar tantas aleaciones. El problema es que el proceso de templado y revenido no es lo suficientemente drástico, por lo que las ventajas de utilizar acero con más carbono se disipan. En opinión de los investigadores la dureza es muy reducido, por lo que tiene tendencia a fracturarse en un impacto balístico.

Varios informes americanos detectan este cambio de composición desde finales de 1943 (WAL710/750). En esta época los blindajes alemanes tenían una composición de 0.5-0.55% de molibdeno, esto baja a 0.15-0.25% en 2 secciones analizadas en 1944; y se desploma hasta 0 en los últimos análisis.

Otro informe muestra la siguiente composición:[19]

Tanque C Mn Si S P Ni Cr Mo V Al Cu
Panther 0,44 0,86 0,27 0,017 0,024 - 1,72 Trazas 0,10 0,015 0,10

Una de las conclusiones de este informe es que a finales de 1943, las secciones examinadas contenían de 0,30 a 0,50 de molibdeno, en 1944 entre 0,15 a 0,25 y las dos últimas secciones examinadas no contenía molibdeno. El examen de fracturas también fue concluyente. Las fracturas eran extremadamente frágiles.

Lo curioso del informe es que consideraron el blindaje como de calidad "D", siendo considerado aceptable en el límite.

8 Blindajes Defectuosos


Fotografía 1: Tiger I testeado por las fuerzas británicas en marzo de 1945

El impacto sobre el frontal del conductor con un 17 libras APCBC a una velocidad de 1923 p/s y a 10º de inclinación causó la rotura del techo en un área de 9,5 por 6,5 pulgadas.[1]

Podemos ver con claridad que se trata del techo del casco en la parte delantera de un Tiger I. Así como los disparos contra el resto de áreas han tenido un comportamiento normal, en esta zona se puede observar un agujero que ha desplazado el blindaje y lo ha sacado fuera de su lugar. En la parte superior se indica con una flecha una grieta en el blindaje, así como en la parte delantera podemos observar más grietas y como el propio blindaje se ha levantado.

A pesar de ser una imagen de 1945 (cuando se hicieron las pruebas), este Tiger I fue fabricado mucho antes de 1945, dado que la producción del Tiger I cesó en 1944. Además, no hay otras muestras de blindaje defectuoso en todo el tanque, pero sabemos que la plancha levantada tiene una dureza superior al resto del tanque debido a que las planchas más finas eran más fáciles de endurecer y así lo hacían (ver sección sobre las durezas del blindajes del Tiger I).

Fotografía 2: Panther Ausf. A con blindaje lateral defectuoso

La segunda fotografía muestra dos grandes agujeros en lateral del casco del Panther impactado. Este es el resultado del impacto de un proyectil que literalmente rompió el blindaje y creó un agujero mayor a su calibre. No se sabe con seguridad qué tipo de proyectil lo impactó, pero está claro que las grietas causadas por el impacto y el exceso en el tamaño del agujero, hacen pensar que esa plancha de acero era defectuosa.

Este puede ser un caso aislado, pero es una evidencia de un blindaje en mal estado y por lo tanto, no es descartable que pueda ser debido a dos factores: mal temple del acero y composición alta en carbono. Esta segunda característica hace que el blindaje tenga una alta dureza, pero al mismo tiempo lo hace poco dúctil y frágil, por lo que al recibir un impacto, tenderá a agrietarse. El mal temple del acero puede producir un efecto similar.

Fotografía 3: Un Panther (Ausf. A posiblemente) con blindaje mal soldado y varias grietas en la torre

La imagen muestra claramente como el lateral izquierdo de este Panther (seguramente la versión Ausf.A) se ha caído totalmente hacia el interior. La principal causa indica una mala soldadura en la plancha como el principal causante de este destrozo. El proyectil usado es desconocido.

Otro aspecto que se observa en la foto son varias grietas en la torre. Éstas pueden haber sido producidas por el impacto lateral que rompió las soldaduras o no. La falta de datos no permite saberlo. Estas grietas podrían ser debidas a lo dicho en otros casos, el abuso del carbono como elemento endurecedor y a su vez el exceso de fragilidad.

Fotografía 4: Un Panther con una gran grieta en el frontal y el lateral derecho roto

Esta fotografía muestra 3 cosas: Falta la torre, el blindaje frontal está quebrado y el lateral caído.

Empezando por lo de la torre, no sabemos si la han quitado o ha salido disparada. Incluso pudo haber sido una explosión provocada por los alemanes para evitar la captura del tanque. Lo que sí vemos, es que no está.

Lo segundo es una terrible grieta a través de todo el frontal del Panther, que va de un lado al otro. Seguimos con las hipótesis de un mal templado, una mala composición de la aleación (mucho C) o una mezcla de estos dos factores.

El lateral está totalmente fuera de sitio. Una explosión no debería haber causado esto si las soldaduras estuvieran bien hechas. De nuevo el principal problema puede estar (al menos lo parece) en el uso de una soldadura mal hecha, y por tanto, débil. Los bombardeos y la introducción de gente inexperta son las 2 causas citadas más habitualmente a cerca de las soldaduras mal hechas.

Fotografía 5: Casco de un Panther con un trozo de blindaje de menos

Esta fotografía está tomada de un Panther con un trozo de blindaje roto y varias grietas debido al impacto. No es sólo curioso que le falte un trozo, si no que además tiene grietas que parten del agujero. No se ha especificado el proyectil que lo impactó, pero se llevó por delante más acero del que medía el propio proyectil.

La causa principal parece estar en una fragilidad mayor de lo habitual provocada por un exceso de Carbono (C) en la composición de la plancha de acero. Las soldaduras están bien hechas, pero las grietas denotan un mal blindaje.

Fotografía 6: Torre de un Panther agrietada

Esta fotografía muestra la torre de un Panther con un trozo del blindaje hundido hacia adentro. A pesar de que no se aprecia una penetración, el blindaje está tan dañado, que impactos de bajo calibre podrían hacerlo ceder. Además se pueden observar diversas grietas derivadas del impacto principal y un trozo de acero fuera de su sitio (abajo derecha).

En este caso no hay soldaduras defectuosas visibles, pero sí un blindaje poco dúctil y demasiado frágil para cumplir sus cometidos de protección.

Fotografía 7: Jagdpanzer IV Gravemente Dañado

Este Jagdpanzer IV muestra un estado deplorable en su blindaje. Debemos añadir que al lado del mantelete del cañón tiene un portillo que no aparece debido a la rotura de la sujeción. Debemos añadir que este ejemplar sufrió al menos 3 impactos más en su frontal.

Tenemos por un lado, grietas que parten del impacto lateral. Ya hemos explicado los diferentes por qués (mal templado o demasiado carbono). Luego vemos como el blindaje se ha roto cerca de las soldaduras. La causa más probable es la misma que para las grietas y que esté en relación. Lo más inquietante de la imagen es el gran boquete que ha dejado la penetración, pues no sólo ha roto el lateral, si no que ha roto parte del frontal también.


Fotografía 8: Panther penetrado frontalmente
Frontal de un Panther penetrado por un proyectil HE T105 antihormigón disparado a muy corto alcance. El proyectil no sólo ha hecho un agujero, si no que también ha roto un trozo de blindaje, haciendo un segundo agujero. Esto puede ser debido a la potencia del proyectil, o a un problema del blindaje. En esta foto no se ve, pero hay grietas que parten del agujero que indican un blindaje defectuoso, por lo que a pesar de la potencia del proyectil, las grietas y el agujero "extra" son síntomas de un fallo en el blindaje.
Fotografía 9: Panther con 2 penetraciones más grandes de lo normal

La foto arroja 2 observaciones claras: 2 penetraciones laterales que han dejado un agujero más grande que el proyectil. En el impacto de la torre podemos observar como además de haber roto el blindaje lateral, falta también un trozo de la parte superior de la torre, que posiblemente haya salido por los aires en el mismo impacto. También se observa alguna grieta.

En el segundo impacto (casco), se observan 2 deficiencias del blindaje: Primero, el agujero es mucho más grande que el tamaño del proyectil. Segundo, se han producido varias grietas que parten desde el impacto. Según la fuente "Противотанковая артиллерия Красной Армии 1941-1945 гг", los impactos fueron causados por un BS-3 de 100mm.

Las hipótesis son las mismas que para los anteriores casos, mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).

Fotografía 10: Blindaje de un Panther atravesado

Esta fotografía es similar a otras que ya hemos visto. La presión ejercida por el proyectil disparado contra el lateral de la torre, rompió el blindaje en una zona mayor al tamaño del proyectil entrante. Desde esta distancia y con el sol reflejando, no es posible detectar posibles grietas alrededor del agujero, pero lo que podemos asegurar es que no son tan considerables como en otros casos, si es que las hay.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 11: Penetración mayor que el tamaño del proyectil en el lateral del casco de un Panther

En la fotografía se muestra el lateral de un Panther con un agujero de una penetración que ha roto el blindaje, causando un gran agujero (muy superior al calibre del proyectil entrante) y diversas grietas que nacen en el agujero.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 12: Blindaje penetrado y roto

Esta fotografía tiene una diferencia respecto a las demás: la penetración es prácticamente limpia en el punto central, pero a su alrededor ha cedido el blindaje. Es decir, el blindaje fue penetrado y esa presión provocó la rotura del blindaje colindante al agujero, agrietándolo y hundiéndose hacia dentro.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad). Sin embargo debemos añadir que parece haber una desigualdad en la calidad de este acero, pues lo normal sería que hubiese roto justo donde se encuentra la penetración y en este caso la tenemos a unos pocos centímetros del agujero principal y alrededor, así como varias grietas en las cercanías del impacto.


Fotografía 13: Fotografía de un Panther con un trozo de blindaje de menos

El Panther Ausf.G de la foto, captada en Normandía, muestra como un impacto en la zona trasera ha provocado el desprendimiento de un trozo de blindaje (en la parte izquierda de la torre) mientras que falta la puerta trasera que debería estar en lo que es, el agujero redondo derecho. Posiblemente fuer retirada o cayó al suelo. Sin embardo, en el lado izquierdo falta un trozo bastante grande que llega hasta la propia soldadura. En una vista más cercana hubiéramos observado diversas grietas (incluso en donde iba la puerta de salida) y que el agujero derecho no es totalmente redondo, por lo que también falta un trozo.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 14: Torre de un Tiger I agujereada y con grietas

Esta fotografía muestra la parte trasera de la torre de un Tiger I, sin el portón de salida y sin un trozo de blindaje que ha sido arrancado por un impacto. Hacia la derecha en escala ascendente, se observa una grieta. En comparación con penetraciones anteriores, esta es una de las más leves, pues el agujero no es tan exageradamente grande como en otras ocasiones, pero de todas formas, no es normal que se desprenda tanto acero del tanque.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 15: Frontal de un Tiger I penetrado

Este Tiger I ha sido penetrado frontalmente en la parte inferior izquierda del casco. Se observan 2 agujeros, pero el más sorprendente es el derecho, el cual tiene grietas además de la penetración. También es sorprendente que se raja todo el blindaje superior al agujero, el cual queda casi suelto.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 16: Panther penetrado doblemente en el lateral de su torre

El Panther de la fotografía muestra 2 penetraciones en el lateral de la torre, el primero en la parte superior, donde ha sido arrancado un trozo de blindaje lateral/superior, mientras que el segundo está situado justo en la parte inferior del primer impacto, rompiendo de nuevo el blindaje.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad). El autor del libro donde está recogida la fotografía afirma que es debido al uso de un acero con un alto contenido en carbono.


Fotografía 17: Torre de un Tiger I con 2 penetraciones

Esta fotografía muestra el lado izquierdo de la torre de un Tiger I penetrada al menos 2 veces, así como una multitud de grietas por todo el lateral. El impacto marcado con el número 42 no ha desprendido fragmentos de blindaje, al menos en su cara exterior, pero sí que se pueden ver varias grietas partiendo desde el agujero, así como posiblemente tenga algo que ver en varias de las grietas que rodean al agujero. El impacto inferior sí ha desprendido un trozo de blindaje de mayor tamaño que el proyectil, causando también numerosas grietas.

Entre el mantelete y el agarre del cañón que sobresale en forma circular, podemos ver un pequeño impacto que no ha llegado a penetrar, pero que posiblemente haya contribuido a la generación de grietas (es hipotético). Podemos añadir que en la parte inferior de la fotografía se observa un blindaje irregular, con marcas que podrían ser simples impactos de proyectiles de pequeño calibre (como balas o metralla) o incluso que hubiera salido así de fábrica.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 18: Lateral roto de un Jagdpanther.

El lado derecho del Jagdpanther de la fotografía muestra como el blindaje ha sufrido un importante fallo, quedándose atrás una tira diagonal de acero debido a los impactos de cañones enemigos. No se aprecian grietas en otra parte del vehículo.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 19: Stug III con la superestructura destrozada.
El Stug III, conocido cañón de asalto alemán, tenía como base el diseño del casco Panzer III con una superestructura específica para este modelo. En la fotografía se observa como la parte izquierda de la superestructura del Stug III tiene un gran roto, así como hay 2 agujeros (penetraciones en la parte inferior de la nariz. El blindaje de la superestructura se observa alterado y levantado a causa del impacto o impactos recibidos. Posiblemente la munición haya explotado y por ende, la superestructura haya volado por los aires. Sin embargo, no hay una explicación específica para ese "roto" en el blindaje, que tanto pudo haber sido causado por una posible explosión interna de la munición, de una carga explosiva puesta por los propios alemanes, o por un defecto en el blindaje como en los casos anteriores. A falta de pruebas, se queda en incógnita.

Fotografía 20: Panther Ausf.G con múltiples impactos y 2 fallos en el blindaje.

El Panther de la fotografía ha sido impactado numerosas veces en su lateral izquierdo. Se observan también varios impactos en las ruedas y cadenas. Lo más sorprendente de la foto es que su blindaje muestra tres agujeros más grandes que el tamaño de los proyectiles de entrada, uno en la superestructura y otros dos en la parte inferior de la torre. Además se muestran varias grietas a lo alto de la torre. Incluso a la derecha del número 131 pintado sobre la superestructura, se observa como el primer proyectil ha dejado un agujero un tanto irregular. Cabe destacar que el problema del blindaje no es sólo en el caso o superestructura, sino que se le añade el problema de la torre, creada por Krupp, lo cual da a entender que el problema algunos blindajes defectuosos no era exclusivo de unas plantas de producción de blindajes, sino algo más generalizado.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 21: Torre de un Tiger II puesta a prueba con diversos proyectiles impactados. El proyectil 43 ha causado grietas y el 45 ha hecho desaparecer un trozo del blindaje.
Este ejemplar de Tiger II puesto a prueba por el ejército rojo tiene numerosos impactos de proyectiles de diferentes calibres. Algunos han penetrado, otros no, pero cabe resaltar el proyectil 43 por el hecho de haber causado una gran grieta en el lateral de la torre (usando munición de alto explosivo, no AP) y el proyectil que posiblemente llevaba el número 45, situado arriba derecha, donde falta un trozo de blindaje. A priori son los problemas más notorios de esta imagen. Los británicos hablaban de una menor dureza en el blindaje del Tiger II con el fin (suposición) de poder encajar mejor los impactos sin quebrarse, pero esta foto muestra como sí se quebraba a pesar de esa supuesta disminución de la dureza.

Fotografía 22: Torre de un Tiger II puesta a prueba con diversos proyectiles impactados. Es el lado opuesto de la fotografía 21

Esta imagen se corresponde al lado opuesto de la torre del Tiger II de la fotografía 21. Si la imagen anterior mostraba sólo una grieta y un pequeño trozo de menos, en esta parte ha desaparecido la tercera parte del lateral derecho de la torre. Además de los numerosos impactos, podemos observar como el centro se ha hundido completamente, dejando un agujero considerable, pero sin dañar el techo, pues las soldaduras no aguantaron la presión y se rompieron junto con el trozo de blindaje que falta. Teóricamente, la soldadura debería aguantar los impactos en el blindaje sin romperse.

Esto denota una mala soldadura, debida seguramente a mano de obra inexperta y a un grave problema con el blindaje. Dado que la falta de una gran parte del lateral de la torre está localizada en sólo una de las caras del Tiger II inspeccionado, podemos deducir que el tratamiento de temple del acero ha sido irregular, causando que la plancha lateral derecha de la torre fuera de inferior calidad a la izquierda.


Fotografía 23: Frontal de un Tiger II destruido debido a una secuencia de impactos.

Esta fotografía muestra el frontal destruido de un Tiger II. El test de resistencia terminó por romper el frontal inclinado del casco, como se observa en la fotografía, agrietándolo hasta el punto en el que no ha podido resistir los impactos, rompiéndose en varios trozos (algunos se ven en el suelo).

Los soviéticos argumentaron que fue debido a la baja calidad del acero, con demasiado contenido de carbono, lo cual le proporcionaba gran fragilidad por su alto contenido.


Fotografía 24: Panther con el blindaje lateral del casco roto.

La fotografía de este Panther muestra como en el lateral derecho del casco hay un boquete mucho más grande que el tamaño de un proyectil estándar. En la torre se muestra un impacto de un proyectil que ha provocado un agujero de acuerdo con su calibre correspondiente (marcado en blanco), mientras que el casco no ha soportado la presión y ha cedido, como se muestra en la fotografía.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 25: Torre de un Panzer II totalmente rota.

En la fotografía se observa la torre de un Panzer II totalmente rota. El agujero es tan grande que posiblemente fuera debido a una explosión interna que voló el ligeramente blindado techo de la torre. Sin embargo, podemos observar como se ha llevado un trozo de blindaje lateral e incluso ha causado alguna grieta.

Como hemos dicho, el tanque posiblemente ha tenido una explosión interna y por tanto está más que justificado el agujero. Aunque se tratara de un blindaje defectuoso por el gran agujero, con un blindaje normal, el agujero pudiera haber sido similar.


Fotografía 26: Lateral de un Panther impactado, penetrado y con grietas

En la fotografía se observa a un Panther con varios impactos laterales. Podemos deducir que es una versión antigua debido a la forma de su mantelete, donde su parte inferior está curvada y no recta (para no reflejar los impactos contra el techo del casco). Los impactos muestran un gran calibre, pero además, entre ellos hay grietas de gran tamaño, incluso hacia la parte superior. Lo más impactante es que en el impacto superior izquierdo, se ven varias grietas en distintos caminos, cuando por lo general, en otras fotografías se observaba una o dos grietas de máximo en una penetración de este tipo.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 27: Jagdpanther agrietado y con penetraciones fuera de lo normal.

El Jagdpanther de la fotografía ha sido impactado en varias zonas. En la superestructura podemos ver un trozo faltante (parte trasera derecha) y en el casco otro impacto o impactos que han hecho saltar parte del blindaje por los aires. Al lado de la mano del infante se observa una importante penetración y una grieta en dirección ascendente, donde puede que haya otra penetración, no confirmada, pero muy posible debido al levantamiento del blindaje superior del casco, junto con la grieta que interconecta ambos impactos (observado también en otras fotografías). El debilitamiento del metal hace que al recibir más de un impacto, el blindaje se agriete por la parte más débil.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 28: Hetzer destruido por una posible explosión interna.
El Hetzer de la fotografía comparte ciertas características con el Sturmpanzer IV de la fotografía 27. Se observa como el blindaje se ha roto longitudinalmente, aunque en este caso no se ve levantado el techo. Por otra parte, podríamos argumentar que ha sido impactado en la esquina delantera derecha por un proyectil que ha hundido el chasis, pues se nota que hay unas ramas tapando el agujero indicado. Incluso puede ser que tras un impacto en esta zona, las municiones explotaran dando como resultado la rotura del lado derecho. Hay muchas posibles causas, pero ninguna confirmada.

Fotografía 29: Hetzer destruido y con una posible explosión interna.

El Hetzer de la fotografía muestra unos síntomas parecidos al de la fotografía 28: explosión interna. El cazatanques ha quedado totalmente destruido y sus 20 mm de blindaje lateral han quedado literalmente rotos. En el frontal se observan algunos impactos; uno ha roto un trozo del blindaje inferior frontal, dejando una "pequeña" grieta en sentido ascendente.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad). Hay que tener en cuenta que un blindaje de 20 mm se ve superado por la mayoría de proyectiles, provocándose el fenómeno del "overmatching", el cual ejerce una fuerza demasiado grande para un blindaje tan fino.


Fotografía 30: Un Panther Ausf.G puesto fuera de combate por la artillería soviética.

El Panther Ausf.G de la imagen ha sido destruido a causa del fuego de artillería enemiga. No sería resaltable la imagen si no fuera por las visibles grietas frontales. La que atraviesa el frontal del casco de lado a lado podría ser en realidad un alambre, dado que el número pintado en blanco no se ve alterado. Sin embargo, en el frontal inferior izquierdo se observan varias grietas en un radio pequeño.

Si subimos un poco la mirada, veremos como la torre está en un estado lamentable, no sólo por estar fuera de sitio, sino porque le falta un trozo de gran tamaño en el mantelete del cañón, frontal y lateral de la torre.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad). La consecuencia de la total destrucción parece ser debida, no solamente al impacto del fuego de artillería, sino también a una explosión interna de la munición (de ahí que la torre esté fuera de su sitio).


Fotografía 31: Un Panzer IV con un fallo en el blindaje.
l Panzer IV de la imagen ha sufrido un fallo fatal en el blindaje, el cual se ha roto en el frontal de un modo poco habitual. No es sólo un trozo de blindaje con un agujero sobredimensionado como en otros casos, sino que se ha roto parte del frontal de la superestructura, y de la parte superior de la nariz, incluyendo una gran grieta en el frontal de la superestructura que parte del agujero. Además, en el visor del conductor, podemos ver que en la parte superior izquierda hay otra grieta. Sin duda alguna se trata de un fallo poco habitual.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 32: Hetzer con una gran penetración lateral.

En la imagen podemos ver a un Hetzer con un gran agujero en el lateral derecho de la superestructura. Como en otras fotografías anteriores, los 20 mm laterales han sido motivo de una penetración con la consecuencia de haber dejado un boquete de unas dimensiones desproporcionadas.

Las causas de la destrucción del cazacarros la podemos achacar a un impacto en el lateral derecho de la superestructura, pero no podemos averiguar el calibre. Posiblemente algo bastante grande, 122 mm o incluso 152 mm, podrían ser los causantes de tal estropicio. Sin embargo, podríamos estar ante un caso de mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 33: Un Sturmpanzer IV con el blindaje totalmente destartalado.

El blindaje frontal de hasta 100 mm parece no haber sufrido las consecuencias que sí sufrió el ligero blindaje lateral. No estamos ante un caso de un proyectil que deja un agujero mucho mayor a su tamaño, si no que el blindaje lateral se ha quebrado completamente, dejando desprotegida a la tripulación (si sobrevivió al primer impacto). La causa de este destrozo puede ser debida también, a la explosión de la munición interna, provocando una sobrepresión y desmantelando por completo el blindaje.

Con la información visual, la posible causa de este fallo del blindaje puede deberse a la mala calidad de la aleación y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 34: Un Jagdpanther con un impacto lateral y una grieta en el blindaje.

El Jagdpanther de la fotografía ha sido impactado en el lateral de la superestructura trasera, causando una penetración "limpia" (no parece haber causado mayores problemas). Un poco más a la izquierda, también en la superestructura, se observa una grieta en sentido ascendente que termina en otro agujero, posiblemente otra penetración que a su vez es la causante principal de la grieta descrita anteriormente.

La posible causa de este agujero puede deberse a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad).


Fotografía 35: Torre de un Tiger I con grietas tras pruebas de resistencia.

En la fotografía se aprecia la torre de un Tiger I y un trozo de la superestructura del lateral izquierdo. Este tanque ha sido usado como blanco para pruebas bálisticas, con el fin de determinar las vulnerabilidades del Tiger I frente a diversos proyectiles.

Se observa al menos una penetración, señalada por uno de los soldados, junto con otra posible penetración justo debajo de la cúpula del comandante. La fotografía no estaría siendo analizada de no ser por las grietas que tiene en la torre.

Las causas de las grietas pueden ser debidas a la mala calidad de la aleación del blindaje y/o mal templado del acero y gran fragilidad (poca ductilidad), o a la presión sometida por los múltiples impactos en una zona relativamente pequeña. Cuando los impactos son muchos, pero de pequeño calibre, el efecto no es tan devastador como el de proyectiles grandes, los cuales merman las capacidades del blindaje para seguir aguantando impactos, lo cual terminar por debilitarlo hasta el punto de ser penetrado.

 

Fotografía 36: Un Marder III con el blindaje arrancado, posiblemente debido a la carga HE del proyectil que impactó.

En la fotografía se observa a un Marder III que ha sido penetrado en el lateral derecho, a la altura de la unión entre la superestructura y el casco. La penetración ha provocado un agujero irregular y de gran tamaño. El trozo que le falta puedo hacer sido arrancado debido a la explosión de la carga de alto explosivo del proyectil impactante (APHE).

Sea cual fuera el motivo de la falta del blindaje, éste no debiera haber sido arrancado de forma irregular. Aun teniendo en cuenta la poca protección lateral del Marder III con pocos milímetros de acero, las planchas debieran haber dejado el hueco del proyectil y no haber sido arrancadas, produciendo una rotura amorfa.

 

Fotografía 37: Un Hummel con el blindaje desoldado
 En la fotografía se puede ver la imagen de un Hummel que ha sido impactado y está fuera de servicio. Posiblemente ha recibido varios impactos, pues tiene las cadenas rotas y se soltó la soldadura de las planchas de blindaje lateral. Sin duda alguna estamos ante una soldadura defectuosa, pues en caso de impacto no debería haberse soltado toda la plancha de arriba a abajo, sino una penetración simple.

9 Referencias

  1. Thomas L. Jentz, "Germany's Tiger Tanks: Tiger I & II: Combat Tactics", Schiffer, China, 1997, ISBN 0-7643-0225-6
  2. Lorrin Rexford Bird y Robert D. Livingstone, "WWII Ballistics- Armor and Gunnery", Overmatch Press, USA, 2001
  3. Thomas L. Jent y Hilary L. Doyle, "Germany's Tiger Tanks - D.W. to Tiger I: Design, Production & Modifications", Schiffer, China, 2000, ISBN 0-7643-1038-0
  4. John Norris, "88 mm Flak 18/36/37/41 & PaK 43 1936-45", Osprey Military, 2002, ISBN 1-84176-341-1
  5. Steven J. Zaloga, "Panther Vs Sherman - The Battle for the Bulge", Osprey Military, Gran Bretaña, 2008, ISBN 978-1-84603-292-9
  6. Thomas L. Jentz, "Panzer Truppen 1: The Complete Guide to the Creation & Combat Empleoyment of Germany's Tank Force · 1943-1945", Schiffer Military History, Great Britain, 1996, ISBN 0-88740-915-6
  7. Thomas L. Jentz y Hilary L. Doyle, "Germany's Tiger Tanks - VK45.02 to Tiger II: Design, production & modifications", Schiffer, China, 1997, ISBN 0-7643-0224-8
  8. G.F. Krisvosheev, "Soviet Casualities and Combat Losses in the Twentieth Century", Greenhill Books, Londres, 1997, ISBN 1-85367-280-7
  9. Walter J. Spielberger, "Panther & Its Variants", Schiffer Military, USA, 1993, ISBN 0-88740-397-2
  10. Metallurgical Examination of German Armor from a Panzer III, AD-A954 407
  11. Walter J. Spielberger, "Panzer IV & Its Variants", Schiffer Publishing Ltd., China, 1993, ISBN 0-88740-515-0
  12. Thomas L. Jentz, Hilary Louis Doyle, Panzer Tracts No.5-1 - Panzerkampfwagen "Panther" Ausfuehrung D", Panzer Tracts, 2003, ISBN 0-9708407-8-0
  13. Thomas L. Jentz, Hilary Louis Doyle, Panzer Tracts No.5-3 - Panzerkampfwagen "Panther" Ausfuehrung G", Panzer Tracts, 2004, ISBN 0-9744862-7-2
  14. Thomas L. Jentz, Hilary Louis Doyle, Panzer Tracts No.9-3 - "Jagdpanther" - Panzerjaeger Panther (8.8 cm) (Sd.Kfz.173) Ausf.G1 und G2, Panzer Tracts, 2005, ISBN 0-9771643-0-6
  15. Walter J. Spielberger, "Panzers 35(t) and 38(t) and their variants 1920-1945", Schiffer Military, China, 2008, ISBN 978-0-7643-3089-6
  16. http://www.panzerworld.net/jagdtiger.php
  17. http://tankarchives.blogspot.ca/2013/09/guderian-on-german-armour.html - H. Guderian, "Memories of a Soldier", página 268.
  18. Metallurgical Examination of a 3-1_4″ Thick armor Plate from a German PzKw V (Panther) Tank
  19. Metallurgical Examination of Armor and Welded Joints from the Side of a German PzKw (Panther) Tank
  20. http://overlord-wot.blogspot.cz/2012/11/wot-doyle-kubinka-and-much-more-part-5.html
  21. David R. Higgins, "Jagdpanther Vs SU-100 - Eastern Front 1945", Osprey Publishing, Gran Bretaña, 2014,ISBN 978-1-78200-295-6
  22. http://tankarchives.blogspot.com.es/2013/08/german-armour-quality.html
  23. Mikhail Baryatinskiy. "The IS Tanks. IS-1, IS-2, IS-3". Ian Allan Publishings. Russian Armour Volume 1. ISBN 0-7110-3162-2

Artículo creado por ACB, el Mutie

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada