World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

domingo, 25 de diciembre de 2016

5 Shermans para 1 Panther

Ha perdurado durante bastante tiempo por las redes que para destruir a un Panther hacían falta cinco Shermans. En algunas ocasiones se usa al Tiger en vez del Panther, pero se mantiene el número de Shermans en la ecuación.

La principal fuente de este mito fue el libro "Death Traps" por Belton Cooper. En su página número 175 dice (traducido del inglés) "Los carros de combate alemanes tenían una superioridad cualitativa de cinco a uno frente nuestros M4 Sherman". Esta consigna se ha repetido en numerosas ocasiones, desde foros hasta literatura e incluso en el History Channel.

Sin embargo, hay numerosas evidencias de que esta frase es más un mito que realidad. Por ejemplo, Zaloga habla de cómo el ejército americano hizo un estudio de 98 combates de carros contra otros carros para determinar las capacidades durante el ataque y la defensa. En 29 de esos enfrentamientos hubo enfrentamientos de Panthers contra Shermans, en los cuales había una ventaja de 1,2 a 1 a favor de los Shermans. El estudio concluyó que el Panther tenía una ventaja de 1,1 frente al Sherman cuando el alemán defendía y el Sherman atacaba, mientras que cuando el Sherman defendía y el Panther atacaba, la ventaja del americano era de 8,4 veces superior. En general, el Sherman era 3,6 veces superior al Panther durante estos combates.

Estos datos carecen de sentido si no son analizados mínimamente, ya que es bien sabido que "físicamente", el Panther era superior al Sherman, pero en los combates hay muchos factores. Los americanos acostumbraban a controlar el cielo y empleaban a la artillería de tal forma que tenían unas ventajas de las que no disponían los alemanes. También hay que decir que el muestreo es relativamente pequeño y los ratios variarían si hubiese más muestras. Es importante destacar que las tropas americanas tenían un buen entrenamiento, mientras que la calidad de los carristas alemanes estaba descendiendo a lo largo que pasaban los años debido a la dificultad para restituir las bajas de carristas veteranos. Otro factor a tener en cuenta en los recuentos es que los americanos podían reparar algunos Shermans que estaban fuera de combate, pero los alemanes se batían en retirada y a menudo no podían remolcar a los vehículos inmovilizados, perdiéndolos irremediablemente.

Robert Forczyk incluso va más lejos. Tras buscar en los archivos y reunir información sobre las pérdidas de los Shermans llegó a la conclusión de que se perdieron más Shermans frente a cañones anticarro alemanes que frente a carros de combate. De hecho indica que los carros americanos destruyeron más carros alemanes que al contrario, con un factor de 3 a 2 a favor de los americanos. Entre todos estos datos hay que tener en cuenta que los americanos perdieron más carros de combate que los alemanes, pero no en combates carro versus carro.

El historiador The_Chieftain también comentó este mito e indicaba que si los aliados necesitaban una ventaja de 5 a 1 frente a los alemanes, no hubieran podido vencer en Normandía. Un estudio británico concluyó que durante la campaña de Normandía se estimaba que con una ventaja de 2,2 a 1, la victoria aliada estaba asegurada, mientras que los alemanes necesitarían una ventaja de 1,5 a 1 para asegurarse la victoria. Estas estimaciones británicas también distan de la cifra de Cooper de 5 a 1.

Conclusión

Los datos de arriba muestran que el mito de que para destruir un Panther hacían falta 5 Shermans no se sostiene, pero podemos analizar un poco más la información dada.

Técnicamente y en un polígono de pruebas podemos determinar que el Panther es superior al Sherman sin ninguna duda. De hecho, en un combate frontal, el blindaje del Panther supera ampliamente al del Sherman, al igual que en poder de penetración. Sin embargo, la gran ventaja del Sherman radica en la movilidad, muy superior al Panther, en especial en 1943. Esta movilidad le permite una mayor flexibilidad táctica que es donde se ganan realmente las batallas.

Si a la ventaja táctica le sumamos la ventaja de contar con unos suministros adecuados y el ganar terreno poco a poco, lo cual permite recuperar carros de combate perdidos mientras que el enemigo los pierde de forma permanente, el resultado favorece al Sherman. Esto significa que el Sherman, aun siendo inferior en el combate uno a uno, podía hacer frente al Panther gracias a estar habitualmente en superioridad numérica, contar con mejores tripulaciones por el menor desgaste de la guerra y tener detrás un apoyo que Alemania no podía permitirse al estar combatiendo a los soviéticos por el frente del Este.

Como curiosidad, Robert Forczyk comenta en una de sus reviews del libro "Panther Vs Sherman - The Battle for the Bulge" que en los combates cercanos a Arracourt, los Sherman estaban en inferioridad, pero aun así causaron muchas pérdidas a los Panthers. De nuevo tenemos que decir que la victoria tuvo mucho que ver con la táctica.

Fuentes


Artículo creado por ACB, el Mutie

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada