World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

jueves, 27 de julio de 2017

Galerías Próximas

Hoy subí otra de las maquetas de PatricioDelfosse, posiblemente una de las últimas de este gran modelista. Tengo todavía más maquetas por subir, de faletefilete y easeas, por lo que para evitar demorar más la subida de sus trabajos, que irán apareciendo en los próximos días.

Espero que os gusten y ya sabéis, si queréis colaborar dejad un comentario aquí o en el menú de la izquierda tenéis la sección de contacto.

Saludos

Maquetas de PatricioDelfosse - B-4 203mm

Obús B-4 (203mm)



Maquetas por PatricioDelfosse

viernes, 21 de julio de 2017

Mitos sobre el T-34

El T-34 es uno de los carros de combate más famosos de la Segunda Guerra Mundial. Al igual que en otros casos, esto ha propiciado ciertos mitos y medias verdades que vamos a exponer a continuación.

  • Fue el Primer Carro de Combate en usar Blindaje Inclinado

No es cierto que fuera el primero. En la Primera Guerra Mundial ya se usó el blindaje inclinado en algunas partes, pero hay que tener en cuenta ciertas cosas, la primera es el mayor espacio ocupado, y por lo tanto peso extra, y otra era su utilidad. Se creía que el uso de blindaje inclinado no era de mucha utilidad. Alemania también evaluó el uso del blindaje inclinado e inicialmente lo descartó, por la reducción del espacio y los problemas para montar cañones más grandes.

Por otra parte, tras la Primer Guerra Mundial, no se le dio mucha importancia a los blindajes inclinados, no al menos hasta el mundo de buscar inclinaciones por todos los lados como se observa en el blindaje del chasis del T-34. Podríamos decir que el T-34 fue el que propició que los futuros proyectos buscaran usar blindajes inclinados para maximizar su protección, pero no el primero en usarlo.

  • Su Blindaje era Impenetrable

En ningún momento de la guerra fue invulnerable, pero sí que para 1941 había pocos cañones que le pudieran hacer frente en condiciones normales de combate. Ya en 1942, con la introducción de los cañones "largos" de 75mm alemanes (PaK. 40, KwK.40), podía ser abatido a más de 1000 metros de distancia disparando al chasis, por lo que dejó de ser casi invulnerable a ser penetrable a distancias normales de combate.

Añadir a lo ya dicho, que la dureza de su blindaje del chasis estaba entre 400-450 Brinells, lo cual lo convertía en un acero extremadamente duro, siendo efectivo contra proyectiles del mismo calibre o menores, pero reduciendo su protección contra cañones de mayor calibre. Otro aspecto negativo es que la alta dureza provoca que en caso de no penetración, se puedan desprender astillas y esquirlas en el interior.

  • Ardía con Facilidad

Hay que tener en cuenta varios factores frente a esta afirmación. El combustible diésel es menos propenso a arder, pero en el momento de arder es mucho más complicado sofocarlo (imposible en algunos casos). A esto hay que añadirle que así como con una antorcha no se prende fuego al diésel, un impacto de un cañón fácilmente provocaría un incendio.

Sobre si es más inflamable o no que el resto, los comentarios son variables. En esta misma página hay unas guías alemanas donde indican que los tiros al T-34 no provocarían fuego, mientras que en otros modelos británicos y americanos sí muestran que prendería. Estamos hablando de manuales de campaña, no de propaganda. Sin embargo, leyendo los volúmenes de Panzertruppen de Thomas L. Jentz, podemos leer en varios sitios que los carristas alemanes estaban entrenados para disparar hasta provocar fuego, lo cual aseguraba la destrucción enemiga. Esto no significa que sea más o menos inflamable que otros modelos.

  • Era muy Fiable

Depende de la época en la que se mire. Era un diseño fabricado desde 1940 y con defectos no arreglados para junio de 1941. Algunos T-34 llevaban encima una transmisión de repuesto debido a los problemas que daba. Con el paso del tiempo se volvió fiable mecánicamente hablando gracias a la estandarización y también a la nueva caja de cambio de 5 velocidades, mejorando los cambios de marchas y reduciendo las roturas de las transmisiones.

  • Su Cañón era muy Potente

Para los estándares de 1941 era un cañón polivalente de buenas prestaciones, pero para finales de 1942 y 1943, comenzaba a estar obsoleto al enfrentarse a vehículos mejor protegidos. La solución llegó a finales de 1943 y principalmente para 1944 con el cambio al cañón de 85mm.

  • Durante la Operación Barbarroja Estaba Disponible en Pequeñas Cantidades

Otro mito que no es correcto. Si bien es cierto que respecto al total de carros de combate, el porcentaje estaba en torno al 5% del total de vehículos disponibles, pudiendo aumentar la cifra al 8% si hablamos de vehículos en buen estado de combate. A primera vista son porcentajes bajos, pero es que hablamos de unos 1200 vehículos fabricados y más de 800 disponibles para el combate, cifras elevadas si tenemos en cuenta que Alemania atacó con unos 3300 carros de combate de todos los tipos.

Los motivos del mal uso o de la baja eficiencia está explicado en otros artículos (falta de municiones perforantes, poco entrenamiento, falta de radios, purgas, mantenimiento, etc).

  • No Llevaban Radios

Sí llevaban, pero algunos. Esto hay que explicarlo mejor. En 1941, los T-34 no llevaban radio de emisión, salvo los T-34 de mando, algo que se extiende a otros modelos soviéticos, pero también a vehículos como el Panzer 38(t). Para comunicarse se hacían señales luminosas o con banderas de colores.

En 1943, el 80% de los T-34 llevaban radio y para 1944 la totalidad, según Mikhail Bariatinskiy.

  • Las Ópticas Eran de Mala Calidad

Los análisis de las ópticas soviéticas de los primeros años indicaban que eran de baja calidad, siempre comparadas con las alemanas, ya que tampoco consideraban buenas las de los carros británicos o americanos. En el caso del T-34 se indicaban que tenían burbujas en el cristal y que pasaba poca luz, lo cual creaba una imagen menos clara. Además tampoco llevaba cúpula del comandante, por lo que con visores de poca calidad y una visión reducida (periscopios de poco ángulo de visión), la visibilidad no era buena.

A partir de 1942 ya se empiezan a poner las primeras cúpulas de comandante con la nueva torreta, que aunque no ofrecían una visibilidad excelente, mejoraba lo existente y facilitaba las labores al comandante durante el combate. Ya entre 1943 y 1944, la calidad de las ópticas mejora, y los periscopios son cambiados en la mayor parte de los casos por el MK IV que ofrecía mejor visión y podía rotar sobre su eje.

  • El Acero y los Proyectiles Eran de Mala Calidad

Depende del momento en el que hablemos. Sobre el acero, se habla mucho de las burbujas que había en algunos aceros de fundición, lo cual es un hecho probado, pero en general la calidad del acero soviético era bueno. Leyendo los dos volúmenes de Panzertruppen de Thomas L. Jentz, los alemanes dicen hasta en 3 ocasiones que el acero soviético era de buena calidad, lo cual no quita que la dureza fuera muy alta y produjese astillamientos al ser impactado por proyectiles que no llegaban a penetrar.

Otro aspecto muy citado es la mala calidad de las soldaduras, y es cierto que eran de mala calidad por lo general, pero por esto mismo el sistema de soldado estaba pensado para ocultar las soldaduras. Los propios estadounidenses lo ponían en el informe sobre la evaluación de un T-34 y KV-1, donde veían que las soldaduras estaban tras el blindaje, por lo que la soldadura no podía ser impactada de forma directa.

Al hablar sobre los proyectiles, aveces se mezclan dos factores, el que los cañones soviéticos solían tener proyectiles de baja velocidad en comparación con otras naciones y también algunas referencias a los controles de calidad. Si bien es cierto que los controles de calidad no era de los mejores, algunas piezas como los motores eran examinados con mucho cuidado.

Las municiones tuvieron problemas con el templado de los núcleos. Con el paso del tiempo se mejoró el temple, ayudando a que se rompieran menos y por lo tanto, mejorando su cualidades balísticas. De hecho hay evidencias de esta mala calidad en proyectiles de 45mm.

  • El T-34 Era muy Barato

El T-34 era más barato que las contrapartidas como podían ser el Sherman o el Panzer IV. Hay varios artículos por internet diciendo que el precio del T-34 rondaba los 50.000 dólares, muy similar al precio del Sherman. Se basan en estimaciones y citan que el motor era de aluminio y que Alemania lo descartó por el coste.

Hay varias incorrecciones en esas estimaciones. La primera es que los alemanes no quisieron emplear el aluminio para sus motores porque éste iba a parar a la Marina y no era viable quitarles recursos para hacer motores más livianos. Otro punto importante es que los T-34 se hacían en cadenas de montaje, empleaban piezas en fundición, se redujeron drásticamente las horas de ensamblaje necesarias.

Así como el T-34 pudo haber sido un vehículo más moderno, sacrificó algunas mejoras a cambio de una mayor facilidad de fabricación, por lo que el precio es inferior al de un Sherman o Panzer IV.

Artículo creado por ACB, el Mutie


martes, 18 de julio de 2017

Precisión del D-25T

La precisión de los cañones es medida de diferentes formas por cada nacionalidad. En el caso soviético, se usa la "desviación mediana" para el cálculo de las tablas, cuando los alemanes, por ejemplo, usan el 50% de la zona. Seguramente esto no está muy claro, por lo que vamos a explicarlo mejor.

Pongamos un test soviético en el que realizamos 5 disparos con los siguientes resultados:

  1. Se desvía 1 metro del objetivo.
  2. Se desvía 1 metro del objetivo.
  3. Se desvía 1 metro del objetivo.
  4. Se desvía 3 metros del objetivo.
  5. Se desvía 4 metros del objetivo.

En este caso, la mediana es 1 metro, pues es el valor central del muestreo si lo ordenamos de menor a mayor. De esta forma los soviéticos apuntaban la desviación máxima (4) y la desviación mediana (1), que aveces se viene acompañada de un 50% y es porque es la desviación máxima de la mitad de los disparos efectuados.

Sin embargo, cuando hacemos referencia a las tablas alemanas, el valor también suele venir acompañado de un 50%, que quiere decir, la mitad de la dispersión. Para el caso anterior tendríamos una desviación media de 2.


Distancia
(m)
Trayectoria
(m)
Zona 50%
(m)
Velocidad
(m/s)
Tiempo
de Vuelo
(s)
Desviación
Media (m)
Vert. Hor.
Vert.
Hor.
200
0,1
0,2
0,2
779
0,2
0,1
0,1
400
0,3
0,2
0,2
764
0,5
0,1
0,1
600
0,7
0,4
0,4
748
0,7
0,2
0,2
800
1,3
0,6
0,6
733
1,0
0,3
0,3
1000
2,1
0,6
0,6
718
1,3
0,3
0,3
1200
3,1
0,8
0,8
708
1,6
0,4
0,4
1400
4,3
0,8
0,8
688
1,9
0,4
0,4
1600
5,8
1
1
674
2,2
0,5
0,5
1800
7,5
1
1
660
2,5
0,5
0,5
2000
9,4
1,2
1,2
646
2,8
0,6
0,6
2200
12
1,2
1,4
632
3,1
0,6
0,7
2400
14
1,4
1,4
616
3,4
0,7
0,7
2600
17
1,6
1,6
605
3,7
0,8
0,8
2800
20
1,8
1,8
592
4,1
0,9
0,9
3000
24
2
1,8
579
4,4
1,0
0,9
3200
28
2,2
2
567
4,8
1,1
1,0
3400
32
2,4
2
554
5,1
1,2
1,0
3600
37
2,6
2,2
542
5,5
1,3
1,1
3800
42
2,8
2,2
530
5,8
1,4
1,1
4000
47
3
2,4
518
6,2
1,5
1,2


Fuente: http://www.panzer-war.com/page34.html

Artículo creado/traducido por ACB, el Mutie

sábado, 15 de julio de 2017

Panzer 38(t) Vs BT-7

Los combates entre carros de combate durante la Segunda Guerra Mundial fueron bastante habituales, principalmente durante algunas etapas concretas como Kursk por ejemplo. A menudo se habla de los Tigers o del T-34, pero hay otros vehículos a los que se les presta menos atención y son interesantes. La Operación Barbarroja fue un punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial. Participaron varios tipos de carros de combate, tanto por la parte Aliada como por las fuerzas del Eje.

En este artículo vamos a hablar de dos vehículos poco comentados, el Panzer 38(t) por la parte alemana y el BT-7 por la parte soviética. Ambos carros de combate tienen cualidades que los hacen diferentes entre sí, algo que tendremos en cuenta a la hora de abordarlos. Para hacer el análisis más sencillo, analizaremos los diferentes factores de cada vehículo por separado.

El Panzer 38(t) tuvo varias versiones y variantes. Dado que hacemos referencia a un enfrentamiento contra el BT-7, la versión a la que haremos referencia será la Ausf. E.

Potencia de Fuego

El armamento del Panzer 38t(t) constaba de un cañón anticarro Skoda de 37mm llamado 3,7cm KwK.38(t) por los alemanes con una elevación de -10º/+25º. Podía penetrar hasta 41mm de blindaje a 30º de la vertical y 100m. El cañón era similar al 3,7cm usado por el Panzer III en las fases iniciales de la guerra. El cañón del BT-7 era un 45mm 20K, el cañón estándar por aquel entonces en la mayor parte de sus carros de combate, el cual era un derivado del cañón anticarro de 37mm. Lograba penetrar 43mm de blindaje a 30º de la vertical a 100m.

Inicialmente, a distancias cortas, el 45mm soviético tenía mejor poder de penetración, pero a 500m estaba un poco por debajo (35mm frente a 31mm) debido al mayor peso del proyectil soviético. Sin embargo, algunas pruebas reales de la época mostraron que había deficiencias en parte de la munición de 45mm y en esos casos la penetración a 0º de la vertical y 500m sólo se alcanzaban los 18-20mm.

En marzo de 1941 se introdujo un proyectil subcalibrado de 37mm capaz de penetrar 64mm de acero homogéneo a 30º de la vertical y a 100m, pero la realidad es que fue muy poco usado debido al coste de fabricación, ya que el núcleo era de tungsteno (wolframio), el cual era escaso.

En el uso de munición explosiva, el 37mm checoslovaco tenía un proyectil de 25g de TNT frente a los 118g del proyectil soviético de 45mm.

Cañón Munición Tipo Peso
(kg)
V. Inicial
(m/s)
Ángulo Penetración del proyectil (en mm)
a 100 m a 500 m a 1.000 m a 1.500 m a 2.000 m
3.7 cm KwK.38(t)
 (L/47,8)
Pzgr.(t) AP 0.850 741 30º 41/36 35/31 24 22 -
Pz.Gr.40 APCR 0,368 1040 30º 64 33 - - -
45 mm 20K (L/46)
BR-240 AP 1.43 757 51 38 35 28 23
BR-240 AP 1.43 757 30º 43 31 28 29 19

Como armamento secundario, el Panzer 38(t) llevaba una ametralladora coaxial MG 37(t) en un montaje en bola, por lo que podía apuntar de forma independiente y una segunda ametralladora en la parte derecha del chasis. El BT-7 portaba una ametralladora coaxial DT de 7,62mm en la torreta. En algunos casos llevaban otra ametralladora en la parte trasera de la torreta para defensa trasera. También en algunos casos había una tercera ametralladora encima de la escotilla del cargador para uso antiaéreo.

El Panzer 38(t) llevaba 90 proyectiles de 37mm y 2.700 balas de ametralladora. La carga del BT-7 variaba según si llevaba radio con transmisor o sólo con receptor. En el caso de llevar el transmisor, podía almacenar hasta 2.016 balas de ametralladora y 146 proyectiles de 45mm, mientras que en caso de llevar sólo receptor, aumentaba la capacidad hasta las 3.339 balas y 188 proyectiles para el cañón.


Hemos hablado de la penetración, de la potencia de los proyectiles explosivos y de la carga de cada uno, pero todo eso sin unas ópticas adecuadas, no son efectivos. El Panzer 38(t) tenía una mira telescópica TZF 38(t) de 2,6 aumentos y un campo de visión de 25º. Además tenía una cúpula de comandante con 4 salidas de visión, uno hacia cada lado y un periscopio en el techo de la torreta con 2,6 aumentos y 25º de visión.

El BT-7 llevaba una mira telescópica TOP Modelo 1930 con 2,5 aumentos y un campo de visión de 15º. Para una visión general poseía un periscopio PT1 de 2,5 aumentos y 26º de visión. Este periscopio acompañaba al cañón, por lo que podía ser usado como fuente secundaria de apuntamiento. Había la posibilidad de montar un segundo periscopio, pero salvo algunos casos raros, no se montó por temas de costes. En los laterales de la torreta llevaba unos pequeños portezuelos que podían ser usados para disparar desde el interior con pistolas o metralletas o para tener algo de visión por los costados.

En la teoría, la potencia de fuego de ambos vehículos era similar en los enfrentamientos carro contra carro, pero en la realidad dependió del estado de las municiones en el caso del BT-7. Por otra parte, la visión del Panzer 38(t) era superior a la del BT-7 gracias a la cúpula y al mayor campo de visión de la mira telescópica. Frente a objetivos de infantería, el BT-7 tenía superioridad gracias a la mayor carga explosiva de su proyectil. Otra ventaja del BT-7 es la mayor carga de proyectiles permitiéndole estar más tiempo sin tener que reabastecerse.

Protección

La protección de los carros de combate ligeros como los comparados aquí, no suele ser muy relevante. En el caso del Panzer 38(t), el blindaje frontal aumentó con el paso del tiempo debido a las necesidades de combate. Tras las operaciones en Polonia y Francia, el blindaje frontal aumentó hasta los 50mm (de 25mm anteriormente) y el lateral a 30mm. El mayor inconveniente es el uso de remaches en todo el vehículo, el cual provocó daños en la tripulación en algunos casos, al ser impactados por los proyectiles enemigos.

El BT-7, por la contra, tenía un blindaje frontal de 13mm en las versiones iniciales, pasando a 22mm en la versión de producción que le protegía contra metralletas pesadas, pero no frente al fuego anticarro. En la torreta la protección era de 15mm, con 15º de inclinación en la segunda torreta producida.

Sobre el tamaño, el Panzer 38(t) medía 4,61m de largo, por 2,14m de ancho y 2,25m de alto, con un peso de 9,8t. El BT-7 medía 5,66m de largo, por 2,23m de ancho y 2,42m de alto. El BT-7 era un blanco más grande que el Panzer 38(t).

En este aspecto queda claro que el Panzer 38(t) es superior gracias a su mayor protección y menor tamaño.

Movilidad

Ante todo debemos comentar que el Panzer 38(t) está considerado un carro de combate ligero, mientras que el BT-7 está considerado un carro de combate de caballería (o ligero de caballería). Esta denominación del carro soviético nos indica que una de sus cualidades radica en su velocidad.

El Panzer 38(t) montaba un motor de gasolina Praga Typ TNHPS/II de 125cv, proporcionándole una relación potencia/peso de 12,76cv/t, mientras que el BT-7 llevaba un motor de gasolina M-17T de 400cv, el cual le daba una relación potencia/peso de 28,99cv/t. Hay un elemento de vital importancia entre el motor y las ruedas de rodadura y es la transmisión. Es el elemento que transfiere la potencia del motor a las ruedas para poder moverse y en el caso de los carros soviéticos de preguerra, no era especialmente buena, por lo que esa gran relación potencia/peso en realidad se materializaba en unas pérdidas mayores a las del carro checoslovaco.

El BT-7 podía alcanzar los 72km/h usando el sistema de ruedas, mientras que sobre las cadenas podía alcanzar los 52-55km/h. El Panzer 38(t), por la contra, alcanzaba los 42km/h por carretera. Campo a traviesa ambos podían alcanzar los 30km/h. Algunos problemas detectados en averías de la transmisión en algunos BT-7 eran debidos a que los cambios de marcha requerían hacer mucha fuera y algunos conductores intentaban evitar estos cambios, forzando la transmisión.

En ambos carros de combate la protección contra el polvo era mala, en especial en el BT-7, provocando que el motor tuviera problemas para arrancar debido al polvo entrante.

El Panzer 38(t) llevaba 220 litros de combustible interno, proporcionándole unos 250km de autonomía por carretera y 100km campo a traviesa. En la Operación Barbarroja, algunos carros llevaron unos depósitos de 200 litros sobre un pequeño remolque de dos ruedas, previendo que la carga sería insuficiente. Tras el inicio de la guerra contra la URSS, rara vez se volvieron a ver estos depósitos, aunque la mayoría llevaba unos racks para poner contenedores de 5 litros.

El BT-7 llevaba 650 litros de combustible en el interior y cuatro depósitos externos de 128 litros en total. La autonomía por carretera era de 500km sobre ruedas y 250km usando las cadenas. Campo a traviesa alcanzaba los 160km sobre cadenas.

A pesar de que la transmisión soviética no era tan buena como la checoslovaca, en términos de movilidad podemos decir que el BT-7 es superior.

Otros

La trinidad de potencia de fuego, protección y movilidad siempre son los factores más visibles y comentados de los carros de combate, pero hay otros factores igual de importantes que habitualmente no se comentan.

La filosofía de construcción de ambos vehículos era claramente diferente. Por ejemplo, el Panzer 38(t) tenía escotillas que abrían de tal forma que el comandante u otro tripulante podía asomar la cabeza y ver hacia adelante, mientras que en el BT-7 las escotillas abrían hacia adelante, evitando mejorar la visibilidad, pero a su vez protegiendo a los tripulantes en caso de tener que abandonar el vehículo.

La tripulación del Panzer 38(t) consistía en 4 tripulantes, el conductor, comandante/artillero, cargador y radioperador, mientras que el BT-7 llevaba sólo 3, el conductor/mecánico, el comandante/artillero (y radioperador) y el cargador. El mayor número de tripulantes permitía un mejor reparto de las tareas.

El tema de las comunicaciones suele ser bastante complicado. Ambos vehículos disponían de banderas y pistolas de bengalas para comunicarse entre las distintas unidades. En cuanto a las radios, los pelotones de Panzer 38(t) tenían un carro de mando que llevaba la radio receptora Fu 2 y la radio emisora Fu 5, mientras que el resto del pelotón sólo llevaba la radio receptora Fu 2. En el caso del BT-7, el 44% de ellos llevaba radio transmisora (71-TK-2 algunos, aunque la mayoría llevaban la 71-TK-3 "Chacal"), mientras que el resto sólo llevaba el receptor.

Fuentes

Artículo creado por ACB, el Mutie